habilidades directivas y técnicas de liderazgo

La relación entre las habilidades directivas y las técnicas de liderazgo

Hoy en día cada vez más empresas buscan líderes. Hasta el punto de que una de las habilidades directivas más demandadas pasa por conocer y manejar las técnicas de liderazgo. Vemos la relación entre ellas.

Las habilidades directivas en un equipo de trabajo

Antes, cada empresa y cada sección dentro de ella, requerían de la presencia de un jefe. Esto es, una persona que se encargara de organizar, ordenar y controlar. Hoy en día esa visión de mandato ha caído en desuso. Ahora, los buenos directivos deben ser auténticos líderes dentro de su equipo. Personas que marcan objetivos, planifican, y se involucran con su proyecto y sus compañeros. Los jefes generan un cierto miedo o respeto, mientras que el líder basa su éxito en la confianza, tanto en sí mismo como en las personas con las que trabajan. Por esto, algunas de las aptitudes más demandadas en un directivo pasan por tener ciertas habilidades interpersonales. Nos vamos a centrar en las técnicas de liderazgo, y cómo se relacionan con el resto de destrezas.

Técnicas de liderazgo y habilidades directivas

Las habilidades directivas se pueden dividir en grandes bloques, según el ámbito de cada una de ellas. Nosotros las dividimos en :

  • Aquellas que engloban una parte más técnica: Gestión del tiempo, resolución de problemas, toma de decisiones o fijar objetivos, o adaptación a los cambios. Existen herramientas que pueden ayudarnos a planificar y gestionar.
  • Habilidades personales: Autoconfianza, autoconocimiento, saber delegar y ser prudente. Son destrezas directamente vinculadas a nuestra forma de ser, sobre las que debemos trabajar para alcanzar el éxito de forma saludable.
  • Habilidades interpersonales: Como líder, debes ser capaz de interactuar con tu equipo y llevarlo a buen puerto. Aquí entran la capacidad de liderazgo, la comunicación interpersonal, la inteligencia emocional y la capacidad de negociar.

Dado que las habilidades interpersonales y la gestión de los equipos de trabajo comprenden uno de los tres grandes bloques de las habilidades directivas, vamos a explicar cuáles son las técnicas de liderazgo más efectivas:

Esfuérzate en conocer a tu equipo

Cada una de las personas que trabajan contigo tiene ambiciones, miedos y frustraciones. Haz un esfuerzo por conocerles. Presta atención a su forma de trabajar, podrás ver si están rindiendo o no, e indagar las causas.

Detección (y gestión) del talento

Dado que un líder debería aspirar a algo más que un mero control de si se realizan o no las tareas asignadas, tu misión debería pasar por detectar qué personas son realmente valiosas, y ayudarlas a evolucionar, progresar y ascender.

Reconocimiento del trabajo

Igual que uno de nuestros objetivos debería ser detectar el talento, no deberíamos dudar en felicitar por un trabajo bien hecho. Eso ayudará a que nuestro equipo mantenga la motivación y las ganas.

Comunicación asertiva

Uno de los pilares para que nuestro proyecto marche, es mantener una buena comunicación. No vale con mandar, debemos esforzarnos por mantener una comunicación efectiva, escuchar a nuestros compañeros, modular nuestra voz, ser educados, e incluso mantener un lenguaje corporal correcto. Asegúrate de dejar claro en tu discurso qué ideas quieres transmitir y de asegurarte de que tu interlocutor está interesado.

Crea retos y sé una fuente de inspiración

Una de las claves para mantener una motivación permanente en nuestro equipo pasa por marcar unos retos u objetivos a cumplir, y marcar plazos asumibles. Además, es conveniente que tú mismo te impliques y te esfuerces por llegar al objetivo. Serás una fuente de inspiración para ellos. Y, recuerda, al acabar podéis felicitaros mutuamente por el trabajo realizado.

Ofréceles herramientas

Si detectas alguna carencia, ofréceles las herramientas necesarias para que puedan solucionarla. Por ejemplo, muéstrales cómo gestionar mejor su tiempo, o enséñales a optimizar procesos. Para esto es muy importante que les permitas comunicarse contigo de forma abierta.

Para llevar a cabo cada una de estas técnicas de liderazgo, hace falta desarrollar ciertas destrezas directivas, como las ya mencionadas dentro de las habilidades interpersonales, pero también empatía, asertividad, escucha activa e incluso cierta dosis de paciencia. Te recordamos que si quieres ampliar tu formación, nuestro Máster Oficial en Administración y Dirección de Empresas, está especialmente orientado a la dirección estratégica, y te ayudará a desarrollar tus técnicas de liderazgo que necesitarás de cara al trabajo del futuro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *