sistemas erp

Sistemas ERP: Qué son y su importancia en la cadena de suministro

Los sistemas ERP son sistemas de planificación de recursos empresariales. ERP proviene de sus siglas en inglés Enterprise Resources Planing. Su papel es fundamental en el mundo actual y en las empresas que producen para él. En efecto, como consecuencia de la búsqueda de la máxima eficiencia, los sistemas ERP pueden ser un gran aliado para el control de la cadena de suministro. Desde EUNCET te explicamos porqué y cómo puede ayudarte a formarte como profesional.

Sistemas ERP: ¿qué son?

Un ERP es un software para la gestión y automatización de las actividades de una empresa. Entre los diferentes sectores que quedan incluidos en esta gestión y automatización se incluyen los recursos humanos, stock, tratamiento de datos en general, y naturalmente la cadena de suministro. Los sistemas ERP permiten obtener acceso a la información de forma eficaz que nos servirá para hacer más eficientes todos los procesos.

Igualmente, mejora la optimización de los procesos empresariales en general gracias a que permite implementar una mayor coordinación entre todas las partes involucradas en la cadena de valor y suministro. Al permitirnos compartir la información entre los diferentes sectores puede hacerse un esfuerzo conjunto mejor desarrollado.

La información que recoge nos sirve al mismo tiempo para poder elaborar estrategias a largo plazo. Por otro lado, nos permite hacer comparativas entre dos momentos concretos del proceso. Con ello, podremos medir nuestra potencial respuesta frente a cualquier estrategia de mejora.

Los sistemas ERP son modulares, lo que quiere decir que trata la empresa como un conjunto de departamentos interrelacionados. Al mismo tiempo, gracias a su capacidad organizativa nos permite ajustar su actividad en función de nuestro propio sector empresarial y nuestra actividad. Los sistemas ERP ofrecen un altísimo grado de programación para poder diseñar parámetros específicos para nuestros intereses.

Su impacto en la cadena de suministro

La cadena de suministro es, por así decirlo, la espina dorsal de una empresa. De ella es de donde debe partir una correcta organización para todos los demás procesos. Es, de hecho, la razón de ser de una compañía. Por ello es por lo que debemos buscar el máximo control y ajuste posible.

Los sistemas ERP pueden ser de gran ayuda en este sentido. Pueden ayudarnos a recopilar información para elaborar estrategias punteras que nos permitan optimizar el flujo de stock, el control de salidas y entradas y la trayectoria aguas abajo, una vez que haya salido el producto de la compañía hasta su llegada al cliente entre otras muchas aplicaciones.

Podríamos decir que de hecho un sistema ERP es la herramienta que un supply chain management tiene como mayor aliada. Y es que sus aplicaciones son siempre de naturaleza global para la empresa. Como hemos dicho, están compuestos por diferentes módulos con diferentes usos: logística, compras, ventas, contabilidad, inventario, pedidos, nóminas, etc.

Los sistemas ERP trata directamente con los proveedores para poder coordinar las acciones de la compañía. Tradicionalmente sirven para la distribución logística como punto principal: sin embargo, puede intervenir en prácticamente cualquier actividad de negocio.

La diferencia de los sistemas ERP y otros software es que su flexibilidad es mayor para empezar. Es posible hacer una organización modular interrelacionada y conjunta. Otros software sirven para procesos concretos y aislados. Además, los sistemas ERP, al estar configurados a través de módulos nos permiten configurar en ellos únicamente aquellos que requiramos en función de nuestra actividad sin tener que pagar licencias por otros que no necesitemos. En lo que afecta a la cadena de suministro esto quiere decir que podremos ajustar sus predicciones y análisis a la propia actividad que desempeña aquella. 

Los sistemas ERP incorporan herramientas de programación de cuarta generación para la programación de nuevos procesos. Es por ello que ofrece soluciones para tareas de enorme complejidad y siendo capaz de asimilar la evolución según el desarrollo de la actividad.

Beneficios para tu cliente

Conjuntamente con el impacto beneficioso que pueden tener los sistemas ERP está el que tienen sobre el cliente. Al fin y al cabo la labor del responsable de la cadena de suministro es el de dar al cliente lo que quiere, como quiere y cuando lo quiere.

Eso lleva una tarea compleja que precisamente los sistemas ERP pueden contribuir a organizar. Y esa es la razón por la que los sistemas ERP y los supply chain managemente tienen un futuro garantizado en el mercado laboral: porque ¿cuántas personas pueden llevar a cabo dicha tarea? Si crees que eres una de ellas en EUNCET tenemos formación especializada e inspirada en el mundo real para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *