método AIDA

Las fases del método AIDA y como aplicarlo a tus campañas

El método AIDA es uno de los más clásicos dentro del mundo del marketing, y también puede aplicarse a la era digital. Ya fue definido en el año 1898 y sigue funcionando en el siglo XXI. Describe las fases del proceso de decisión de compra por parte de un cliente y se compone de cuatro etapas, que nos permiten conocerle en profundidad. Nuestra misión como expertos consistirá en guiar al usuario a través de las fases del proceso.

Las cuatro fases del método AIDA

Este método adopta su nombre, precisamente, de las iniciales de sus procesos: Atención, Interés, Deseo y Acción. Conociendo cada una de ellas en profundidad descubriremos cómo podemos utilizarlas en nuestras campañas de marketing.

Atención

Cada día, nuestros potenciales clientes reciben cientos de estímulos. Nuestra primera misión dentro del método AIDA pasa por conseguir la atención del usuario hacia nuestros productos o servicios, destacando por encima de la competencia. Si queremos fomentar la llamada de atención en nuestra campaña de marketing digital, debemos hacerlo a través de los siguientes canales:

  • SEO: Debes trabajar el posicionamiento web. Cuanto mejor lo hagamos, mejor aparecerá situada nuestra web en los canales de búsqueda. Además, cuanto más tráfico reciba, más mejorará.
  • SEM: Si quieres atraer usuarios a tu sitio web, puedes optar por la publicidad de pago, hará que tu página aparezca por delante de las de la competencia.
  • Redes sociales: Un contenido de calidad atraerá más usuarios.
  • La “atención” puede medirse por tráfico: Un aumento de visitas significará que existe un número de usuarios que se sienten atraídos hacia nuestro site.

En cualquier caso, recuerda que existen algunos “trucos” que pueden hacer que captes la atención del usuario, como la utilización de titulares atractivos o apostar por el marketing de contenidos.

Interés

Una vez que hemos captado la atención del usuario, debemos despertar su interés. Esta fase se puede enfocar como el momento en el que le demostramos a nuestros clientes que entendemos su problema. En nuestra campaña de marketing:

  • Nuestros clientes deben sentir que pueden confiar en nosotros. Una buena solución para esto es mostrar en nuestra web (o redes sociales) casos de éxito o reseñas positivas. Siempre sin caer en el exceso, de forma que no parezca que nos damos autobombo.
  •  Muestra empatía: Tu contenido digital puede mostrar que entiendes cuál es su problema.
  • Ofréceles la información que necesitan.

El interés de los usuarios puede medirse en tiempo de permanencia en la web, así como en número de páginas visitadas. A mayor tiempo o visitas, mayor interés del usuario en nuestro producto o servicio.

Deseo

Es el momento de fomentar el deseo de compra. Toca demostrar que tenemos la solución a sus problemas. Piensa que tu misión es convencer a tu cliente de que compre tu producto por encima de la competencia, por lo que debes buscar cuál puede ser el detonante del proceso de compra. En tu estrategia:

  • Destaca en la ficha de producto o servicio los beneficios y/o puntos fuertes de los mismos. También se puede mencionar la necesidad que vamos a cubrir.
  • Crea una oferta irresistible.
  • En ocasiones, puede ser buena idea lanzar promociones o descuentos en web o redes sociales, con el fin de darnos a conocer y dejar que hable el boca a boca.
  • En este caso, también son útiles las opiniones positivas.

Para medir si hemos despertado el deseo del usuario, hay varias cosas a tener en cuenta. Un usuario puede mostrar deseo si:

  • Vuelve en varias ocasiones a visitar nuestra web, pues querrá decir que busca y compara información. Esto se puede ver en nuestras analíticas, en “comportamiento”, y “returning visitor”.
  • Si piden “más información”, o añaden el producto al carrito de compra.

Acción

Dentro del método AIDA, es el momento del cierre de la venta. O, lo que es lo mismo, el momento en el que el cliente completa el proceso de compra. Para mejorar el ratio:

  • Facilita la compra: Elimina “clicks” en el proceso o datos que no necesitas.
  • Añade valores diferenciales: Envío gratuito, devoluciones gratuitas, puntos para futuras compras…
  • En un momento puntual, puedes añadir “urgencia”, o productos limitados.

La medición en este caso es muy sencilla, ya que podemos analizar las conversiones.

Para realizar una campaña de marketing digital que comprenda y se aproveche de todas las fases del método AIDA, es fundamental formarse al respecto. Para ello, en EUNCET contamos con un programa en marketing digital especializado. Infórmate sin compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *