La importancia de la empatía si eres directivo de una compañía

La importancia de la empatía si eres directivo de una compañía

La empatía es una habilidad humana incluida en el término de la inteligencia emocional. Esta actitud está muy bien valorada en la sociedad y, en el caso de las empresas aún más. La empatía si eres directivo se hace más necesaria para motivar, entender y satisfacer al equipo de trabajo.

Hoy en día no podemos entender un ecosistema directivo sin la empatía. Por ello, y para aprender más sobre ella y ver su efecto en una compañía, hoy te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es la empatía?

Se suele decir que la empatía es el ejercicio de ponerse en la piel del otro para interpretar sus pensamientos. Es la forma que se tiene para conocer lo que se piensa y lo que se siente. De este modo se puede hacer un supuesto sobre cómo se puede llevar una relación entre dos personas. Lo mejor que tiene esta habilidad es la capacidad de aprender y poder aplicar lo aprendido para mejorar.

La empatía si eres directivo te va a servir para resolver los problemas desde una perspectiva distinta. O para encontrar soluciones diferentes, para habilitar vínculos más positivos con proveedores, socios y empleados.

¿Cómo entender la empatía si eres directivo y para qué sirve?

Los humanos tenemos la necesidad de saber y entender los sentimientos de los demás. Así como sus reacciones y la motivación de sus acciones o palabras.

Como ya hemos visto, la empatía es la capacidad de experimentar la realidad que vive otra persona con la finalidad de poder ponerse en su lugar. Se considera que es la aceptación de los sentimientos o pensamientos que pueden tener los empleados. Estos sentimientos y pensamientos afectan en las acciones que se desempeñan en un puesto de trabajo o en la toma de decisiones. Por este motivo los directivos de una empresa necesitan entender e interactuar frente estas situaciones.

Funciones de la empatía en el liderazgo

En el sector empresarial se habla mucho de la alta competitividad, pero, a menudo, se olvida que sin la empatía el buen funcionamiento de una organización no esta garantizado.

En los departamentos de recursos humanos y en los de dirección se ha trasladado la tarea de desarrollar y procurar por este aspecto. Esto es debido a que estos departamentos son los que trabajan directamente con las personas. Pero, sea como sea, la aplicación de la empatía puede favorecer a muchos ámbitos:

  • Aumento del trabajo colaborativo.
  • Facilita la retención de talento.
  • Ayuda a determinar el buen o mal estado de la plantilla. Además, en caso de que se detecte un mal ambiente, facilita el buen entendimiento.
  • Facilita la construcción de relaciones agradables, fuertes y comprometidas.
  • Fomenta el respeto y el apoyo hacia un grupo de gente y hacia la empresa y sus proyectos.

La empatía si eres directivo te servirá para cohesionar los equipos de trabajo y los departamentos de una empresa. Además, será la clave para retener talento y motivar a los trabajadores. Aunque la empatía también puede ayudar en las relaciones externas con clientes y proveedores.

Sin duda es una de las claves del éxito empresarial de este siglo.

¿Cómo mejorar la3 empatía laboral?

Por suerte, la empatía puede ser desarrollada y trabajada. Esta competencia de la inteligencia emocional puede ser trabajada para mejorarla. Se puede hacer siguiendo tres pasos, son estos:

  • Escuchar activamente. La empatía se puede mejorar escuchando y aceptando las sugerencias de los demás. Por este motivo, hay que prestar atención a todo lo que se nos dice.
  • Analizar los sentimientos. Después de saber el pensamiento de una persona llega el momento de analizar qué ha querido decir la otra persona. Es decir, ponerse en su lugar para entender.
  • Prestar atención. O, en otras palabras, comprender lo que pasa. Entender lo que se dice y cómo se dice. Se tiene que prestar atención al qué se dice, cómo se dice y todo su significado.

La importancia de la empatía si eres directivo de una empresa es vital para su buen funcionamiento y para cohesionar el equipo de trabajo. Puedes conseguirlo si sigues con atención estos pasos y recomendaciones o también puedes aprender esta y otras técnicas en nuestro programa de habilidades directivas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *