Facebook

Cursos de Finanzas y contabilidad, área clave de las empresas

Funciones del departamento financiero

Los departamentos administrativo-financieros o de contabilidad de las empresas son una de las áreas principales para cualquier negocio. En contextos inciertos e inestables, es fundamental conocer la situación económica del negocio, y analizar los mercados financieros para poder extraer conclusiones y tomar decisiones que favorezcan a la actividad económica de la organización. 

Para un departamento financiero es importante actualizar de manera regular los libros contables. Las empresas deben tomar decisiones teniendo en cuenta su estado financiero y la situación del mercado en la que se encuentran. Es primordial analizar los factores internos y externos que pueden afectar a la organización, con el fin de minimizar los riesgos en la toma de decisiones estratégicas.

 

Ventajas de estudiar Finanzas y Contabilidad

El departamento financiero requiere de un gran conocimiento económico y una gran capacidad analítica y de interpretación de los valores. Cursar estudios sobre finanzas y contabilidad puede ayudar a potenciar estas habilidades y a aprender nuevas técnicas y recursos para no caer en los errores contables más comunes. 

Ante tiempos inciertos e inestables, es importante la agilidad en la toma de decisiones, y esta solo se puede llevar a cabo teniendo la información adecuada en el momento adecuado. 

Con las formaciones en finanzas y contabilidad se puede obtener una visión integral aplicable a los mercados financieros, así como de la actividad económica en finanzas públicas y/o finanzas personales. 

El mundo de la contabilidad opera con instrumentos financieros que hay que conocer y dominar. Solo a partir del análisis y la interpretación de la información financiera se podrá planificar los objetivos a largo, medio y corto plazo. También ayuda a entender cómo planificar, analizar y controlar los presupuestos, así como ver cómo se pueden definir los costes de venta, administrativos, financieros y de producción.

Si te gustaría aspirar a uno de los puestos de trabajo más demandados en la actualidad, te presentamos nuestra oferta formativa sobre finanzas y contabilidad con la que podrás mejorar tus conocimientos financieros:

 

 

¿Por qué estudiar Finanzas y Contabilidad?

 

El departamento de finanzas y contabilidad tiene como máxima velar por la viabilidad económica del negocio. Para ello, controla, gestiona y optimiza los ingresos y gastos con el fin de hacer crecer el valor de la empresa. Tener una buena administración y control de las finanzas permite gestionar de una manera más eficiente los recursos.

La planificación y elaboración de los presupuestos ayuda a manejar adecuadamente los recursos de la empresa con el fin de maximizar el beneficio asociado a la actividad empresarial en cuestión. La contabilidad es un elemento fundamental que forma parte de las finanzas y nos ayuda a administrar los gastos e ingresos de una organización, con el fin de visualizar una imagen económico-financiera real en la que se encuentra la compañía. 

 

La importancia de las finanzas y la contabilidad en una empresa

 

Un buen control de los recursos financieros se basa en evaluar cuáles son las mejores propuestas para la toma de decisiones de inversión y financiación a menor coste. 

Además, el departamento financiero elabora el modelo de organización financiera, es decir, el modelo económico que se aplicará a la actividad del negocio. Es importante que se definan los procesos contables. La transparencia en las cuentas es uno de los factores más importantes, para ello, se debe tener un registro contable y un análisis financiero calendarizado para asegurar el cierre del ejercicio.

El control interno es otra de las tareas que debe llevar a cabo cualquier departamento financiero. Es clave poder detectar desviaciones lo antes posible para evitar pérdidas, la automatización de procesos contables puede ser de gran ayuda. 

Otra de las funciones de esta área funcional es la de escoger quién será el responsable financiero, es decir, la máxima autoridad. La persona que ocupe este cargo será la encargada de decidir la gestión económica dentro del departamento, por lo que sus acciones tendrán repercusión directa sobre la empresa.

Por último, conocer el mercado es otra de las actividades que debe llevar a cabo el departamento de finanzas. Estar al corriente de los tipos de cambio, tipo de interés e inflación, así como toda la información económico-financiera relevante puede ayudar al desarrollo de la actividad financiera y económica de la empresa.

La gestión actual de las organizaciones hace que la dirección financiera adquiera un sentido diferente. Los cambios constantes, la velocidad de los mismos, las nuevas tendencias y, sobre todo, la globalización de los mercados financieros, conllevan a una imprescindible planificación y análisis financiero de las organizaciones. 

Por ello, dado en el mercado en el que nos encontramos, hay una necesidad real de adquirir conocimientos prácticos que nos permita una eficiente toma de decisiones.