El Alumni Alex Kroger nos cuenta cómo funciona el PMCamp

Hablamos con Alex Kroger, Business Intelligence en HP y Alumni de Euncet, para que nos explique en qué consiste el PMCamp Barcelona, descrito por los organizadores como una “desconferencia” donde las agendas son fijadas por los participantes. Esta entrevista la podrás encontrar también en el número 4 de la Revista Euncet Alumni.

El Alumni Alex Kroger, uno de los impulsores y organizadores del PMCamp Barcelona

 

Actualmente, estás en la organización del PMCamp de Barcelona. ¿En qué consiste el proyecto?
Estamos organizando el próximo PMCamp que tiene lugar en octubre y se centra en la gestión de proyectos, es un concepto muy amplio ya que va desde liderazgo, metodologías, colaboración, presupuestos, recursos humanos… Lo llevamos organizando desde 2015 y lo hacemos en un formato de “desconferencia”. La estructura de la “desconferencia” tiene sus raízes en Silicon Valley, algo que en pocos años se fue extendiendo al resto del mundo a través de otras disciplinas.

¿Qué diferencia hay con una conferencia típica?
El formato no es una charla por la cual pagas una entrada. Aquí el asistente paga una entrada para cubrir el catering, ya que no es un evento lucrativo ni comercial. Cuando llega el asistente, lo que se espera de él es que comparta sus ideas, a través de una charla, un workshop o en el formato que quiera. Si se quiere limitar a escuchar a los otros ponentes, está en todo su derecho. No es obligatorio dar una charla, pero es un ambiente abierto que invita a compartir y, por lo tanto, resulta muy sencillo. Lo disruptivo es que buscamos a gente que comparta ideas, tenga una visión diferente y quiera provocar un cambio en positivo. De hecho, en 2015, tuvimos a Niels Pflaeging, un alemán que dice que el “management está muerto”. Nuestro fin último es generar conocimiento e ideas nuevas.

Pero ¿contáis con ponentes fijos?
Nosotros, a diferencia del formato alemán, traemos a un ponente para que abra la charla inicial y dé la bienvenida. Este año hemos acordado una ponencia con Ricardo Zamora, un consultor que habla de cooplexidad. Luego, vamos a tomar un café e invito a la gente a ponerse en círculo alrededor de una pizarra, dividida en tres y en diferentes horarios. El que quiere, sale, se presenta y comenta de qué tema le gustaría hablar. Después pone su nombre en un statys (que es como un Post-it, pero más grande), el cual situará en la pizarra marcando el horario y la sala, y expondrá en 20 segundos su idea para convencer a la gente que venga a su charla y a escuchar sus ideas.

Entonces, ¿los asistentes deben inscribirse para cada una de estas charlas?
No. Los asistentes se inscriben para todo el PMCamp como oyentes, pero la diferencia con otras conferencias está en que esperamos que los oyentes además sean ponentes. Hay esta dualidad, aunque no todo el mundo exponga.

En el momento que un asistente se apunta, no sabe qué programación se encontrará…
Sí y esto puedo confundir. Nosotros siempre informamos a la gente, aunque a veces algunos ya conocen el concepto de desconferencia. Pero, en general, cuesta que la gente lo entienda porque lo normal, cuando vas a una conferencia, es saber todos los ponentes que habrán.

Durante los dos días que dura el PMCamp, los asistentes de esta edición ¿qué pueden esperar?
El día uno se abre con la charla programada de Ricardo Zamora y después informamos de las reglas básicas para la gente que no está familiarizada con el concepto de “Open Space”. El día dos vamos a hacer un Pecha Kucha, que es un término japonés que se refiere a un concepto parecido al speed dating. Tienes 20 diapositivas y para cada una de ellas tienes 20 segundos para vender tu idea, en el sentido de cuál es tu visión de un tema. Este año tenemos el foco en las start-up y las tecnologías. Habrá cinco charlas de 5 minutos, dos de ellas las harán profesionales del Tech City, que es donde haremos el PMCamp, y las otras tres serán de los asistentes.

¿No es arriesgado este formato en el cuál dependéis totalmente de los asistentes para que completen la programación?
Sí, es un riesgo con el que contamos, pero es parte de la magia de una desconferencia. Cualquier cosa puede pasar y en la gran mayoría de los casos es algo muy bonito que en otras circunstancias no pasaría.

¿Qué público asiste en el PMCamp?
Es un público muy internacional. Contamos con personas de toda Europa. En 2015 más del 70 % de los asistentes eran internacionales.

A nivel de organización os requiere estar muy pendientes…
Recuerdo el 2015 que yo salí muerto. Llevaba años sin estar tan cansado y tuve que recuperar el sueño los días siguientes. Salí por la puerta y dije “nunca más”, pero lo seguimos haciendo porque es una propuesta muy interesante. Nos gustaría hacer versiones más light para hacer más de una al año, pero ahora lo hacemos anualmente porque requiere de mucha preparación y todos los que estamos en la organización somos voluntarios y tenemos paralelamente nuestra actividad profesional diaria.

¿Cómo llegas a formar parte de la organización del PMCamp Barcelona?
Conocí a Klaus en un evento a finales de 2014 cuando buscaba alguien para organizar con él el primer PMCamp Barcelona. Congeniamos muy bien. Él había acudido a varios pero era la primera vez que organizaba uno. Forma parte de la organización central y quería traerlo a Barcelona. Al principio, me costó muchísimo adaptarme a este formato porque venía de trabajar de un entorno rígido y aquí lo único que está totalmente organizado es la recogida de información de los dos días que dura el PMCamp para subirlo en una wiki abierta.

El PMCamp se organizó por primera vez a nivel mundial en Austria el año 2011. ¿Cuáles son las claves de su éxito?
Las claves del éxito es que los participantes son los protagonistas y hay un intercambio de experiencias. Tiene lugar en un entorno agradable y tolerante, lo cual es ideal para enfocar el aprendizaje. Todos conocemos la famosa pirámide del aprendizaje, donde aprendemos un 90% de lo que enseñamos, eso es algo que tenemos muy presente en nuestro camp, ya que es una plataforma donde todo el mundo puede exponer, interactuar y participar.

¿Habéis valorado la opción de hacerla en castellano?
No lo descartamos, pero hasta el momento, al hacer sólo uno al año, preferimos apostar por abrirlo a todo el mundo, ya que le añade una diversidad que valoramos muy positivamente. Puede que hagamos una versión light en castellano para poder dar a conocer el concepto.

Este proyecto lo combinas con tu trabajo en HP. ¿Cómo lo compaginas?
HP es una empresa muy abierta y flexible. De hecho, nos apoyan con material gráfico y otros elementos y su implicación es muy buena. Gran parte de mi tiempo se va a HP y al PMCamp, pero es un esfuerzo que sin duda merece la pena.

Entras en HP en 2015 en el área de operaciones después de una larga trayectoria profesional en otros ámbitos. ¿Cómo te ayudó el Posgrado en Gestión Operaciones y SCM de Euncet?
Ya estaba trabajando en operaciones en HP y vi que necesitaba un refuerzo. Me fue de maravilla y tengo un gran recuerdo del director del programa, Javier Marín.

Ahora en HP trabajarás en Business Intelligence. ¿Necesitabas un cambio?
Sí, considero que después de un cierto tiempo siempre es bueno cambiar, ya que te ofrece la opción de ampliar tu criterio y visión. Éste puesto tiene una porción de gestión de proyectos, por lo que es fantástico para todo lo relacionado con el PMCamp.

¿Cuál es el futuro del PMCamp Barcelona?
Nos gustaría que, al menos en España, sea un evento de referencia en gestión de proyectos y poder hacer varias ediciones en distintas ciudades de España. Además, seguimos con el acuerdo del Project Management Institute (PMI), que nos da soporte y para ellos también es muy positivo.

 

El PMCamp celebrará la nueva edición el próximo 6 y 7 de octubre en la sede de Barcelona Tech City. Se trata de un proyecto diferente e innovador de ponencias que prioriza la participación activa de los asistentes y que actualmente está buscando su consolidación en Barcelona. Todas las ediciones tienen como tema central la gestión de proyectos, pero este año el foco está puesto en las start-up y las tecnologías.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *