mejorar las habilidades directivas

5 consejos para mejorar las habilidades directivas

Todos las personas que tengan puestos de poder en una empresa y quieran dar un paso adelante en su carrera, deben estar dispuestas a mejorar las habilidades directivas que ya poseen.

Destrezas directivas clave, ¿cuáles son?

En primer lugar, debemos analizar qué destrezas o habilidades necesita un directivo. Puede depender de la empresa en la que trabajes, pero fundamentalmente nos encontraremos con que las más necesarias son:

  • Comunicación.
  • Capacidad de liderazgo.
  • Autoconfianza y autoconocimiento.
  • Gestión del tiempo y el estrés.
  • Adaptabilidad.

En tiempos que cambian a toda velocidad, es fundamental mejorar las habilidades directivas para destacar en un entorno laboral que puede estar saturado. Como no siempre tenemos estas aptitudes de forma innata, conviene trabajar sobre ellas.

Consejos para mejorar las habilidades directivas

Mejora tu capacidad de comunicación

  • Apuesta por la naturalidad al hablar. No intentes utilizar expresiones que habitualmente no forman parte de tu vocabulario, puesto que quedarán falsas. Ten en cuenta que la educación siempre suma puntos. Saluda, despídete y pide las cosas “por favor”.
  • Busca las ideas clave de tu discurso. Te será muy útil para reuniones, exposiciones o entrevistas. Prepara con anterioridad cuál es tu objetivo principal, de forma que puedas transmitirlo de forma clara y efectiva, aunque no recuerdes el resto de tu exposición. Para evitar esto último, conviene hacerte un esquema, que lleve de la idea inicial a la conclusión. Así podrás hacerlo entender con claridad.
  • Cuidado con la comunicación no verbal. Unos brazos cruzados, por ejemplo, implican cierta cerrazón. Mantén la apertura, aunque debes conservar la naturalidad.
  • Ten en cuenta qué dificultades te pueden surgir. Por ejemplo, si tu interlocutor no parece escucharte, debes buscar cómo despertar su interés.

Mejora tu capacidad de liderazgo

  • Una vez que has mejorado tu capacidad de comunicación, utilízala para aprender a comunicarte con tu equipo de forma efectiva. Sé claro asignando tareas y hazlo directamente, nunca a través de terceros.
  • Asigna objetivos claros y alcanzables. Nada desmotiva más que no ver la luz al final del túnel. Felicítales cuando alcancéis una de vuestras metas. Se mantendrán motivados.
  • Ten confianza para delegar. Confía en ellos y asigna las tareas que más les convengan.
  • Comprométete. Tu equipo debe sentir que tus objetivos y los suyos están en la misma onda.

Mejora tu autoconfianza y autoconocimiento

  • Todo lo que hagas para mejorar las habilidades directivas no servirá de nada si no aprendes a conocerte y mejorar tu autoconfianza.
  • Para ello, analiza qué cosas minan tu autoestima. Contraataca estos pensamientos negativos con cosas positivas sobre ti mismo.
  • No te compares con nadie. Todas las personas tienen defectos, aunque no puedas verlos.
  • Cumple tus objetivos sin posponerlos y felicítate cuando lo consigas.
  • Sé consciente de los logros que has obtenido hasta ahora.

Gestión del tiempo y el estrés

  • Sentir que no llegas a todo o que te falta tiempo es una de las principales fuentes de estrés.
  • Haz una lista de tareas. Las más importantes en primer lugar. Y úsala, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
  • Márcate unos tiempos de trabajo estrictos, en los que evites contestar al teléfono o leer mails. Sabemos que es complicado, pero aumentará tu rendimiento.
  • Fíjate plazos realistas, a ti y a tu equipo, y cúmplelos.
  • Realiza sólo una tarea a la cada vez. Aunque pueda parecer que realizar muchas tareas ahorra tiempo, lo cierto es que nuestro cerebro funciona mejor cuando nos centramos en una única cosa.

Mejora tu adaptabilidad frente a situaciones difíciles

  • En primer lugar, intenta planificar. Si sabes que van a venir cambios, adelántate a ellos. Analiza el mercado, quizás puedas verlos venir.
  • Intenta que el proceso de cambio se introduzca de forma gradual. De esa forma, el impacto será mayor.
  • Busca la parte positiva. Piensa qué has ganado con el cambio, cuántas cosas has aprendido, y cómo puede eso ayudarte en tu carrera profesional.
  • Prepara a tu equipo de trabajo. Si ellos también están expuestos a los cambios, tenlos en cuenta. Explícales con claridad qué va a ocurrir y cómo les va a afectar. Añadir alguna compensación puede ayudarles a sentirse más optimistas.

Recuerda que si necesitas formarte para mejorar las habilidades directivas, podemos ayudarte. En EUNCET Business School,  tenemos un máster específico y un posgrado, pensados para ti, para que mejores y desarrolles tu perfil y habilidades como directivo.

5 consejos para mejorar las habilidades directivas

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *