Digital marketing manager

Digital marketing manager: ¿cuál es su función en la empresa?

Hoy en día todo lo relacionado con internet y el mundo online no sólo es tendencia, sino que está en una evolución constante. Por eso, no dejan de aparecer nuevas profesiones relacionadas con estos campos, y una de las que está pegando con más fuerza es la de Digital Marketing Manager. Pero, ¿quién es y cuáles son sus funciones dentro de una empresa?

¿Qué es un digital marketing manager?

Es el responsable de llevar a cabo y ejecutar el plan de marketing digital. Por eso, lo primero que tenemos que saber es en qué consiste, cómo se prepara y cómo debe ejecutarse uno de estos planes. Porque uno de los errores que solemos cometer al empezar nuestra andadura online es la de crear webs y redes sociales a lo loco, sin tener en cuenta las pautas que debemos seguir. Un plan de marketing digital pretende evitar, precisamente, esto. Es un documento que recoge los objetivos que queremos alcanzar y la estrategia que llevaremos a cabo para lograrlo. Se compone de los siguientes puntos:

  • Análisis inicial: Interno (qué hacemos con nuestra web, perfiles sociales, publicidad, mailing, SEO…), externo (qué hace la competencia del mismo sector) y DAFO.
  • Detección del público objetivo: ¿A quién nos dirigimos? Debemos obtener todos los datos sociodemográficos disponibles.
  • Definición de objetivos: En marketing, suelen pasar por aumentar el tráfico de la web, las ventas, o captar leads. Por otra parte, encontramos los relacionados con el branding: Dar a conocer nuestra empresa, producto o servicio.
  • Estrategia: Depende directamente de los puntos anteriores. ¿Queremos atraer público a nuestra web? Puede que la mejor opción sea crear un nuevo blog y mantenerlo actualizado. ¿Queremos aumentar las ventas? Quizás debamos aumentar nuestra presencia en redes sociales o la inversión en publicidad online.

Después de elaborar esta última estrategia a nuestro digital marketing manager le tocará gestionar el entorno digital y todo lo que tiene que ver con el marketing online.

Las funciones del responsable de marketing digital

En la línea de todo lo expuesto en el punto anterior, y siendo más concretos, un digital marketing manager se encarga de las siguientes tareas:

Estar al corriente de las tendencias del sector

Una de sus principales funciones es estar al tanto de todas las novedades. En internet es fundamental adelantarse a la competencia, ofrecer novedades y hablar sobre ello, para posicionar antes que los demás. Por eso, nuestro experto en marketing debe manejar herramientas de análisis como Google Trends. Debe hacer también análisis y seguimiento de la competencia, para saber qué están haciendo, lo que se conoce como benchmarking.

Debe gestionar la estrategia de branding

En este caso, suele componerse de tres puntos:

  • Mejorar la visibilidad de la marca.
  • Mejorar la reputación de la misma.
  • Cuidar la imagen que se transmite a los usuarios.

Para ello, debe desarrollar una estratega que pase por, por ejemplo, enviar mailings cuidados y personalizados, y controlar la usabilidad de la página web.

Crear contenidos de calidad

Vinculando directamente con el branding, o gestión de la marca de nuestra empresa, puesto que también ayuda con la visibilidad y la reputación, un digital marketing manager debe ser capaz de generar contenidos de calidad para distintas plataformas. Entre ellas, la página web, el blog, las redes sociales o el ya mencionado mailing. Además, debe ser capaz de posicionarlo correctamente. De esta forma, buscamos aumentar el alcance de nuestras publicaciones, generar comunidad y mejorar el engagement con nuestro público.

Gestión de las redes sociales

Las RRSS no implican sólo compartir contenido aleatorio o replicar el que subamos al blog. El responsable de marketing debe analizar cuál es nuestro público y a través de qué red social podemos alcanzarle. Además, debe ser capaz de comprender qué tipo de contenido le interesa y gestionar la comunidad, posibles quejas y resolver crisis.

Análisis de resultados

Un plan estratégico no funciona si no medimos resultados. Es el último paso para comprender la evolución y ver si hemos alcanzado nuestros objetivos. Además, gracias a él, un digital marketing manager será capaz de ver qué estrategias funcionan y cuáles no.

Si quieres convertirte en el experto que todas las empresas necesitan, no dudes en formarte como profesional. Gracias a nuestro programa en marketing digital, conocerás las últimas tendencias y podrás aprovecharlas para obtener los máximos beneficios.

Venta B2B

¿Cómo conseguir una estrategia de venta B2B exitosa?

La venta B2B ha conseguido que los compradores accedan a precios mucho más competitivos y con esto mejorar sustancialmente el proceso de producción. Sin embargo, se debe seguir una estrategia que garantice que la venta B2B sea realmente de éxito. Hablaremos un poco del cómo conseguir esa estrategia en este artículo.

¿Conocías el término B2B? Hace referencia al modelo Business to Business (empresa a empresa). Lo que básicamente significa que son empresas que no buscan llegar al consumidor final, sino que se dedican a vender servicios o productos para otras empresas. Al usar este modelo, las empresas no llegan a un gran número de clientes, sino que por el contrario el número de clientes es reducido y este se encuentra en sectores muy específicos. Debido a esto, la facturación media por cliente es mucho mayor. Por ese mismo motivo, es necesario un mayor control y un proceso de venta un poco más largo. ¿Cómo lograr una estrategia de venta B2B exitosa? Convirtiéndote en un director comercial capaz de controlar los siguientes puntos:

Conocimiento del entorno

Vamos directo a lo que buscamos. Para tener una estrategia de venta B2B que tenga éxito debemos conocer el mercado. ¿Quiénes son tus competidores? ¿Cuál es tu ventaja competitiva? ¿Qué le ofreces a los clientes? En realidad, nunca vendes un producto o servicio, lo que vendes es una solución a una necesidad. Entonces, ¿Conoces bien el beneficio de tu producto para tu cliente?

El conocimiento del entorno debe ser tanto interno como externo. Tener claro que beneficio otorgamos y cual es nuestra ventaja competitiva, nos ayudará mucho para llegar a nuestros clientes objetivos.

Todo este conocimiento debe arrojar unos datos. Información que debe ser analizada con detalle para poder sentar las bases de nuestros objetivos. ¿Quiénes son nuestros clientes? ¿Cuánto vendemos? ¿Cuál es la fuerza de venta de nuestros productos?

Debes poder contestar a todas estas preguntas y analizar con profundidad los datos que obtengas de estas mismas preguntas. Solamente conociéndonos muy bien, conociendo el mercado y conociendo a nuestros clientes podremos ser capaces de plantearnos objetivos SMART. Objetivos para los que nuestro equipo de ventas trabajará con el fin de alcanzar aquello que la empresa se ha propuesto.

Simplificar los procesos

Uno de los grandes logros del B2B, es la simplificación de los procesos. Los clientes han conseguido optimizar los recursos, reducir gastos y en general optimizar los procesos. Pues bien, en este mundo lo único constante es el cambio. Todo está cambiando y evolucionando continuamente. Por lo que las empresas buscan cada vez hacer más cosas, más rápido y con menos recursos. Es nuestro trabajo, plantear dentro de nuestra estrategia de venta B2B, hacer más fáciles las cosas para nuestros clientes. Simplificar los procesos de compra para ellos significa mayor eficacia y eficiencia en su experiencia.

Lo que significa mayores ganancias para tus clientes. Estas ganancias son directamente proporcionales a las ventas de nuestra empresa. Por lo que hacer las cosas más sencillas, nos beneficia a todos.

Estrategias de Marketing

Nuestro departamento comercial y de ventas debe estar en comunicación constante con el departamento de marketing. Nuestra estrategia de ventas debe estar muy ligada a la estrategia de marketing. Lo que decimos debe ser igual a lo que hacemos. Esto permitirá mayor confianza de tus clientes, además de una experiencia que genera seguridad.

Por tal motivo si queremos tener una estrategia de venta B2B exitosa, claramente debemos tener una estrategia de marketing de éxito. ¿Qué debemos tener en cuenta? La presencia online es muy importante. Muchos de los grandes negocios se hacen hoy a través de las redes. Debes saber como reciben tus clientes la información que das. Por lo tanto, en nuestras estrategias debemos incluir cuadros de control. Todo debe ser medible. Debemos tener los datos para poder actuar. Conocer la satisfacción de nuestros clientes, tener tasas de conversión y retención altas. Todo esto debe quedar plasmado en el plan de marketing de nuestra empresa. Y por supuesto, la comunicación bidireccional entre ambos departamentos es indispensable.

Optimizar la tasa de ventas

Dentro de la estrategia de ventas se deben tener en cuenta acciones que maximicen nuestra tasa de ventas. Muchas de estas acciones deben buscar incrementar la confianza y seguridad de nuestro cliente. Algunas de ellas serían: información real, verídica y detallada de nuestros productos o servicios, precios bajos y transparencia en los mismos, entre otras.

Experiencia y formación

Dos de los factores más importantes siempre serán la experiencia y la formación obtenida a lo largo de nuestra vida profesional. La capacitación nuestra y de todo el personal de la empresa es garantía de éxito.

 

Para todo esto, en Euncet contamos con un programa especializado en ventas y dirección comercial, que te ayudará a convertirte en todo un profesional a nivel de dirección comercial. ¡No te lo pienses más!

estrategia empresarial

La importancia de la estrategia empresarial en la consecución de objetivos

Existen casi tantas estructuras de negocios como personas. Cada una de ellas debe decidir qué es lo mejor para su empresa, y por ello es extremadamente difícil hablar de una única estrategia empresarial que funciones para todos. Sin embargo, sí podemos decir que es el hilo conductor que puede llevar nuestro negocio a buen puerto. Nos ayudará a lograr nuestros objetivos.

La estrategia empresarial, ¿qué es?

Una estrategia empresarial sirve para dar forma a nuestro negocio. Podemos definirla como el conjunto de decisiones que nos llevarán a conseguir una ventaja competitiva. Y, en última instancia, a alcanzar nuestros objetivos y nuestra visión de negocio a largo plazo. Pero, dado que no hay una única estrategia que funcione para todos, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de componer la nuestra? Te proponemos cuatro puntos a seguir:

Establece tus objetivos a medio y largo plazo

Lo primero que una empresa debe tener claro son su misión, su visión y sus valores. Con ellos, puedes marcarte unos objetivos que puedes alcanzar. Puede ser una guía que te indique a dónde quieres que llegue tu negocio en una franja temporal de 3 a 5 años. Intenta que sean objetivos cuantificables, y no sólo objetivos indefinidos como “ofrecer una gran calidad”. Este el primer paso y el más importante, puesto que la estrategia empresarial se basa en alcanzarlos. También es el momento de establecer marcadores. Es decir, cifras u objetivos deseables que nos servirán para compararlos con los resultados reales obtenidos una vez que acabe el proceso.

Desarrolla la estrategia de negocio

Analiza tu empresa y responde a varias preguntas: ¿qué producto o servicio ofrezco? Si son varios, ¿están relacionados? ¿Dependen entre sí? Y, para poder ofrecerlos, ¿de cuántos departamentos dispongo? ¿Dónde lo voy a comercializar? Una vez definida la forma de trabajar, las líneas de negocio y las fases de producción, pregúntate por el servicio post-venta y cuáles van a ser tus círculos de actuación. Todas estas preguntas te darán una visión global y te darán una estrategia a seguir para poder tomar decisiones. Además, serás consciente de los recursos disponibles.

Analiza la competencia

Y cómo está tu negocio con respecto a ella. ¿Qué puedes ofrecer tú que no ofrezcan los demás? En definitiva, ¿cuál es tu ventaja competitiva? En estos casos, es muy conveniente realizar un DAFO realista, que nos dé una idea de la situación real. Analiza tus puntos fuertes, tus debilidades, fortalezas con respecto a la competencia y las oportunidades en tu entorno, y piensa cómo puedes mejorar. Es muy importante que seamos capaces de encontrar el elemento que nos diferencia de los demás.

Elabora líneas de actuación

Una vez definidos los tres puntos anteriores, estás listo para pasar al siguiente paso: elaborar líneas de actuación. Sabiendo qué objetivos quieres alcanzar, los recursos que tienes a tu alcance y qué te diferencia de los demás, puedes trazar las estrategias que debe seguir cada departamento. ¿Cómo puedes reducir el coste de materiales? ¿Y optimizar las relaciones interdepartamentales? El servicio post-venta o de seguimiento de calidad, ¿qué protocolos deben seguir?

Siguiendo estos cuatro puntos, serás capaz de crear tu propia estrategia empresarial, que será perfectamente válida para tu negocio.

La importancia de la estrategia empresarial en la consolidación de objetivos

No sólo necesitamos tener una estrategia clara a seguir para lograr los objetivos que nos marquemos, sino que los objetivos deben ser la base sobre la que cimentemos nuestra estrategia empresarial. Gracias a ella, que nos garantizará una correcta toma de decisiones, nos aseguraremos la consecución de nuestros objetivos. De todas formas, cada empresa o negocio es una entidad que evoluciona con el tiempo, por lo que te aconsejamos que mantengas tu estrategia como algo vivo, que pueda evolucionar. Mide tus resultados y compáralos con los marcadores de control (es decir, con los objetivos que te has marcado en un inicio), de forma que puedas observar GAP’s, corregir errores y aplicar cambios en futuras líneas de negocio o formas de trabajar.

Si quieres aprender a desarrollar una buena estrategia empresarial que garantice la consecución de tus objetivos de negocio, te proponemos que te formes para ello. Con nuestro máster en management empresarial aprenderás a diseñar y gestionar un modelo de negocio totalmente eficiente.

EUNCET - Flujos logísticos - Qué importancia tienen a nivel interno en la empresa

Flujos logísticos: ¿Qué importancia tienen a nivel interno en la empresa?

Los flujos logísticos son una parte fundamental del funcionamiento de una empresa. Son, por así decirlo, su espina dorsal en la medida en que permiten hacer las dos principales labores de cualquier compañía independientemente de su tamaño: poder producir u ofrecer un servicio y poder disponer de un servicio o producto para un cliente. Es por ello que desde EUNCET formamos a los mejores profesionales especializados en la gestión de flujos logísticos. Con la intención de hacerte comprender mejor cuál es la importancia de los flujos logísticos en una empresa hemos preparado este artículo.

¿Qué incluye el flujo logístico?

La palabra logística hace referencia normalmente a las labores de almacenamiento, aprovisionamiento y salida de los llamados stocks independientemente de cuál sea la naturaleza de estos así como la de la propia empresa. Sin embargo, el concepto de flujo logístico incluye muchas otras dimensiones complementarias a aquellas. El flujo logístico tiene que ver en general con la administración de bienes y servicios. Esto incluye todos los procesos desde que se adquieren las materias primas en su punto de origen hasta la entrega de un producto terminado a un cliente final o un nuevo socio empresarial.

Es por ello que el flujo logístico no es estrictamente una labor de almacenaje y aprovisionamiento. Es de hecho una tarea conjunta que incluye muchos departamentos, niveles y actores incluso externos a la empresa. En definitiva, el flujo logístico tiene en el fondo como principal objetivo el aumentar el valor del producto para el cliente a unos costes mínimos para el productor.

Flujo logístico interno

El flujo logístico interno incluye todas las actividades mencionadas dentro del propio ámbito de una compañía. En él podemos distinguir varias partes. De un lado, podemos hablar del flujo logístico físico de productos. Es la parte del flujo logístico que analiza la descarga del producto en un almacén y todas sus operaciones internas. Al mismo tiempo, dentro del flujo logístico interno debemos incluir el flujo físico de los productos en el almacén. Están destinados a la propia producción.
Por otro lado, hablaríamos del flujo de materiales que van desde el proveedor hasta el cliente. Aquí se incluyen en transporte y el almacenaje. En el transporte se llevan mercancías y materias primas a la empresa productora y productos terminados a sus clientes. En cuanto al almacenaje, incluye a las materias primas y en general todo lo necesario para la producción. Sin embargo, también existe el llamado flujo logístico externo.

Flujo logístico externo

En el flujo logístico externo está incluida la cadena de suministro y la de distribución. La de suministro comienza con la extracción de materias primas, y por lo tanto se incluyen varios agentes intermedios hasta finalizar la etapa de aprovisionamiento, almacenamiento, distribución y consumo.
En cuanto a la cadena de distribución, diremos que trata del desplazamiento de los productos desde el punto de producción hasta los consumidores. Por ello incluye la distribución de bienes de consumo, industriales o intermedios y canales de distribución de servicios. 

¿Por qué son importantes los flujos logísticos en la empresa a nivel interno?

Como hemos dicho, la principal tarea de la logística es aumentar el valor del producto para el cliente. Su objetivo es además lograrlo al mínimo coste posible y con la máxima coordinación. En gran parte, tal y como explicamos en otro artículo, esta es la labor del llamado supply chain management. La importancia de los flujos logísticos en una empresa se traduce en:
  • Aumenta la productividad de las líneas de producción
  • Incrementa la eficiencia en la cadena de distribución al unificar y simplificar información e inventarios
  • Contribuye e implementa el desarrollo de sistemas de información y control
  • Mejora la competitividad de la empresa respecto a las de su sector y respecto a otros sustitutivos
  • Vuelve más eficaz la gestión empresarial al suministrar una correcta organización y sistematización de los procesos
  • Permite desarrollar nuevos modelos específicos en logística, distribución o producción para obtener potenciales ventajas en un mercado
  • Contribuye a fidelizar al cliente a través de una correcta distribución y entrega tanto en calidad como en tiempo
  • Mejora el grado de información de todos los procesos y con ello permite elaborar estrategias y corregir fallos
Es por todo ello que los flujos logísticos tienen una importancia crucial para cualquier empresa. En EUNCET formamos profesionales de la gestión logística. También de otros campos que tienen que ver con el mundo empresarial. Todo ello de la mano de los mejores profesionales, vinculados al mundo de la empresa y con casos reales para mejorar tu aprendizaje y tu propio futuro.
recursos de ventas

6 puntos para optimizar la gestión de recursos de ventas

En muchas ocasiones nos centramos en los procesos, en planificar, en hacer estrategias, después de todo es el gran objetivo del departamento de ventas. Sin embargo, es común dejar a un lado esa fuerza que hace que consigamos nuestros objetivos. Estamos hablando de los recursos de ventas de una empresa.

Estos recursos, tanto materiales como humanos, son la fuerza con la que cuenta una organización para desarrollar tareas, procesos, planes, que terminan por ser la razón por la que se alcanzan los objetivos empresariales. Entonces, es primordial como función del director del departamento comercial y de ventas optimizar la gestión de los recursos de ventas. En el artículo de hoy te daremos estos seis puntos para lograrlo.

Gestión de los recursos humanos

Conocer bien los recursos humanos es el punto de inicio. De esto depende realizar una buena gestión. Diferenciando a cada trabajador por función, entendiendo sus capacidades y características. Y para eso se debe hacer una correcta selección del recurso humano. Ya que de realizar una correcta elección depende gran parte del éxito de los equipos. Se debe seleccionar un personal con las habilidades y la capacidad de conseguir los objetivos propuestos por el director del departamento.

Control de los recursos

Tanto los recursos humanos como materiales deben ser supervisados. Esto significa poseer un detallado cuadro de mando integral, en dónde se tenga un control total de los KPIs. Un buen análisis de datos y un buen control sobre el alcance de los objetivos, optimizará a grandes rasgos la gestión de los recursos. Logrando obtener mejores resultados con la menor inversión posible.

Tener claras las funciones de los recursos de ventas

En función del plan de ventas, creado por la dirección del departamento, se deben establecer las funciones y objetivos de los recursos de ventas. Entendiendo que maximizar las ventas es el principal objetivo en la mayoría de las organizaciones, se debe entender esta como función principal y objetivo a alcanzar de los recursos de ventas de una empresa. Otras de las funciones tienen que ver con el mercado, el conocimiento de este, de los competidores directos e indirectos, y por supuesto, de los clientes. El cuidado de la relación con el cliente debe entenderse como una función clara de los recursos de ventas. Sabiendo que los trabajadores de relaciones comerciales son la imagen de la empresa ante los clientes. Cuidar de esa imagen optimizará sin duda alguna la gestión de los recursos de ventas.

Conoce, entiende y céntrate en los objetivos

Los objetivos que deben ser alcanzados por los recursos de ventas de una empresa son claves dentro de los objetivos generales la organización. Estos objetivos deben estar ligados a las funciones que describimos previamente y, por ende, al plan de ventas propuesto por la dirección de ventas.

Las ventas, los clientes y el mercado vuelven a ser el centro de atención en estos objetivos. Pues el conocimiento del último mejorará las relaciones con los clientes y, por último, todo repercutirá en un incremento de ventas a corto y largo plazo.

Estos objetivos deben ser alcanzados y deben estar constantemente monitoreados para buscar el cumplimiento a cabalidad de lo presupuestado.

Correcta organización de los recursos de ventas

La estructura y la logística de los recursos de ventas depende mucho del tamaño de las organizaciones. En una empresa pequeña no es necesario una gran logística, basta con fijar objetivos claros y con unas reglas de juego claras para ponerles en el ruedo de representación comercial ante los clientes. Por el contrario, en las grandes empresas si que es necesario tener clara una organización de la fuerza de ventas. Puede gestionarse los recursos humanos de acuerdo con las necesidades y el entorno de la empresa organizándoles por territorio, producto o cliente. Una buena organización permitirá aprovechar al máximo las capacidades de tus recursos.

Capacitación y formación del recurso humano

En un mundo tan cambiante y globalizado, es necesario establecer una política de mejora continua. La capacitación del personal es sin duda uno de los elementos clave para el éxito en las organizaciones. Esto además de mejorar el desempeño, las habilidades y el conocimiento, propicia un clima laboral favorable que beneficia el rendimiento no solo de los recursos de ventas sino de toda la organización.

Conoce tu mercado, conoce tu empresa y conoce a tu personal para elegir la capacitación y formación indicada para el mundo profesional.

liderazgo personal

¿Cómo influye el liderazgo personal en una empresa?

Probablemente conocerás muchos casos de empresas que han sido llevadas al éxito gracias en gran parte al carisma de sus fundadores y figuras más destacadas. Sea cuál sea el puesto que dicha persona tiene, el papel es el de líder. Es por ello que el liderazgo personal es otro de los factores que pueden determinar el éxito de una compañía. Para explicarte más acerca de cómo influye el liderazgo personal en una compañía hemos preparado estas líneas. Te recordamos de antemano que con EUNCET es posible formarte como profesional de la mano de los mejores docentes.

Liderazgo personal: ¿en qué consiste?

El liderazgo personal no es, ni mucho menos, sinónimo solo de un puesto de jefatura o un puesto de alto nivel dentro de una compañía. Más al contrario, las cualidades de un líder empresarial vienen dadas por todos los factores intangibles que no cuentan dentro del organigrama de la empresa. Es decir, su principal talento consiste más en lo que queda fuera de lo profesional y sin embargo es tan importante para el funcionamiento de la empresa.

El liderazgo personal son, por tanto, todas las habilidades encaminadas a involucrar a un equipo humano en la actividad de una empresa con el propósito de hacerles partícipe de ello e implementar el rendimiento de cada elemento. Así, el liderazgo personal consiste en sacar el máximo partido a cada miembro de una compañía para poder implementar su eficiencia. Para ello, se requieren una serie de características que no siempre se encuentran. Es por ello que el liderazgo personal es un factor cada vez más valorado por las compañías.

Un líder empresarial puede ser quien atesore una determinada idea o estrategia y quien haga partícipe de ella a todas las partes obteniendo así el éxito. Es, en definitiva, la persona que puede marcar el rumbo de una compañía y hacer a los demás participar de su travesía.

¿Cómo influye el liderazgo personal en una compañía?

El liderazgo empresarial está compuesto de varios ingredientes. Entre ellos, podríamos destacar el carisma que hace que otras personas quieran seguir a dicho líder. Para ello, además, la figura del liderazgo personal debe contar con empatía y capacidad de entendimiento para/con los demás. Esto, naturalmente, incluye capacidad de negociación. También la capacidad de analizar perfiles y sacarles el máximo rendimiento asignando tareas y una gran capacidad de comunicación.

Un líder empresarial debe ser, en el fondo, un experto en la gestión de un tipo de recurso muy especial y de enorme potencial: el equipo humano del que dispone y el rendimiento que de ellos puede sacar para su compañía. Es así, que si tiene estas características y cumple con dichas dinámicas puede aportar grandes beneficios a una compañía. Entre ellos, están los que te enumeramos a continuación.

  • El liderazgo personal mejora el rendimiento conjunto de una empresa. Lo hace porque ofrece la visión global de un líder que mejora su coordinación y eficiencia
  • Consigue un alto grado de motivación y satisfacción en su equipo humano. Con ello, aumenta la productividad, la implicación y la profesionalidad entre ellos
  • Contribuye a conseguir objetivos de una forma más eficaz gracias a que los idea y persigue de forma nítida
  • Mejora la capacidad de trabajo en equipo de un grupo de personas y/o del conjunto de una compañía
  • Ayuda a disminuir el absentismo, las ausencias, retrasos y faltas. Lo hace gracias precisamente a la motivación que genera en los miembros de su equipo.
  • Aumenta las ventas de la empresa como consecuencia de la mejora conjunta de los puntos mencionados hasta ahora
  • Contribuye a reducir las pérdidas asociadas a los malos rendimientos y la baja eficacia de cada proceso y miembro del equipo
  • Aumenta la competitividad al aumentar el rendimiento de cada miembro y cada departamento así como su coordinación
  • Como consecuencia de los anteriores dos puntos y, en general, de todos los que hemos comentado hasta ahora, el liderazgo personal contribuye a aumentar los beneficios de una compañía

¿Cómo ser un buen líder empresarial?

Como hemos dicho, el liderazgo empresarial forma parte de uno de los puntos fundamentales para aumentar el rendimiento de una empresa. Hay que tomarlo, en consecuencia, como un factor productivo más. Y precisamente por poder considerarse una actividad es posible aumentar y mejorar nuestras competencias en ello. Desde EUNCET ofrecemos la mejor formación sobre liderazgo personal.

A través de nuestro programa podrás mejorar tu capacidad como líder empresarial de la mano de los mejores docentes, conectados e implicados con el mundo empresarial. Te animamos a tomar parte en nuestros programas de formación. Participa en un futuro de garantías ofreciendo al mundo empresarial todo lo que tienes que darle. ¿Crees que puedes ser un gran líder empresarial?

marketing digital

5 especialidades de marketing digital que son tendencia

Ya no se puede negar que el marketing digital es tendencia. El término alude a todas las prácticas de comercialización que se aplican en internet. Como todo lo que tiene que ver con el mundo online, está en constante evolución y nos conviene estar al tanto de las últimas tendencias, con el fin de aplicarlas para aumentar nuestros beneficios, venta en ecommerce, etc. Analizamos cada una de ellas.

5 especialidades de marketing digital que son tendencia en la actualidad

Si lo que quieres es triunfar este año, debes conocer las metodologías que más éxito preveen para este 2019. Cuanto más al día estés, mejor será para ti y tu negocio. Estas son las tendencias que debes conocer:

E-commerce en redes sociales

A veces no sabemos cómo aumentar la venta online. Sin embargo, desde que hace un tiempo Instagram integró la opción de comprar en sus publicaciones. Seguro que lo has visto, al post con el producto se le añade la información y el precio. La forma de poner tus productos a la venta a través de esta plataforma es la siguiente:

  • Debes tener un perfil de empresa y vender productos físicos.
  • Esta cuenta debe tener asociado un catálogo de Facebook. Esto quiere decir que debes subir tus productos a esta última red social, utilizando las herramientas para empresas que nos proporcionan. También funciona con Shopify.
  • Debes tener instalada la última versión de la aplicación y haber creado, al menos, nueve post.
  • Instagram revisará tu información y te activarán la opción de venta online en unos días.

Después, podrás subir una imagen de tu producto, como siempre, pero podrás elegir qué productos etiquetar de entre los que tienes en tu catálogo. Los usuarios verán toda la información y un enlace, que les llevará directamente a tu web. IG no es la única red social que permite esta opción. Como ya habéis visto, Facebook permite hacer lo mismo. Y si vendéis ropa, 21 Buttons es vuestra opción.

Las stories, reinas de este año

Al hilo del punto anterior. Según un informe de Hootsuite, este año las stories serán las reinas de las redes sociales y, por tanto, uno de los elementos que más tendremos que aprovechar en nuestra estrategia de marketing digital. Úsalas para llegar a tu público: podemos hacer conexiones en directo y hablar con nuestra audiencia, dejar que nos hagan preguntas, o realizar encuestas.

Ya no se vende producto, sino engagement.

Si piensas en plataformas como Netflix o Spotify, te darás cuenta de que ya no vale sólo con ofrecer buen producto. Hoy en día lo que se lleva es generar engagement. Es decir, generar una relación a largo plazo con nuestros clientes, que pasan a ser nuestros fans y mejores recomendadores. Para ello ya no vale con el producto: tiene que haber actualización constante, y el cliente debe percibir que tu producto, o servicio, ha llegado para mejorar su vida. Otro ejemplo son las famosas cápsulas de café: en muchos casos envían promociones, se crean incluso “clubs” y, por supuesto, fidelizan con regalos para fechas especiales. En el punto anterior os hemos dado las claves para generar engagement a través de las redes sociales.

Es hora de romper la barrera entre lo digital y lo físico

La línea entre el mundo offline y online cada vez está más difusa. Por eso, ha llegado el momento de romperla. Ya existen tiendas que tienen aplicaciones móviles propias, en las que se ofrecen promociones, descuentos o cupones para enseñar en la tienda física a la hora de comprar un producto. Vincular la tienda física con una virtual es casi una obligación para aumentar las ventas.

Videomarketing

Gracias a la explosión de Youtube, a los ya mencionados stories y a la aparición de Instagram TV, los vídeos han alcanzado un pico de popularidad. A nivel de marketing digital son muy interesantes, ya que nos permiten mostrar el producto, mejorando el engagement que ya hemos mencionado, y la interacción con nuestros usuarios.

En definitiva, para este 2019 debemos acercarnos a nuestros potenciales clientes, haciéndoles sentir únicos y dándole mucha relevancia a las redes sociales, aunque no debemos olvidarnos del posicionamiento de nuestra web. Ahora, más que nunca, debemos humanizar nuestra marca y mostrar al mundo la persona, o el equipo de personas, que hay tras ella.

tecnicas directivas

Técnicas directivas que debe desarrollar un líder

Convertirse en el líder de una empresa o de un equipo es una de las situaciones que más dificultad desprenden, y requieren de distintas técnicas directivas. Especialmente en los casos en los que nos convertimos en líderes a base de crecer dentro de una misma organización. Tener responsabilidad sobre personas que hasta ese momento eran tus propios compañeros no está exento de dificultad.

Sin embargo, la habilidad del liderazgo es el punto en el que se puede comprobar el posicionamiento y el futuro de un buen profesional. Así como su desarrollo dentro del ámbito corporativo.A continuación de vamos a proponer una serie de habilidades que debes de desarrollar en base a las técnicas directivas.

Técnicas directivas a desarrollar

Delega siempre

Si ya has empezado a gestionar equipos, seguro que en más de una ocasión de ha ocurrido. Lo normal es que, en los casos en los que tengas a algún superior por encima de ti, sientes como toda la faena recae sobre ti.

Sin embargo, lo cierto es que tú no debes de realizar todo el trabajo. Al contrario, dependiendo del puesto únicamente debes de actuar como un supervisor. Para poder supervisar, es imprescindible que delegues las tareas en tus compañeros y en tus trabajadores.

Si pretendes hacer tú todo el trabajo, solo vas a tener una consecuencia: la desmotivación. En el ámbito laboral, delegar es una de las mejores decisiones que puedes realizar para gestionar un equipo. Los beneficios no serán solo para ti, que te sentirás mucho más aliviado y con mucha más fuerza para emprender todo tipo de situaciones. Incidirás de manera directa en el desarrollo y la motivación de tus trabajadores.

Coordina a tu equipo

Como decíamos, en la mayor parte de los casos tu trabajo no será el de un ejecutor, sino que debes de actuar como un coordinador de tu equipo. Tu figura no debe de verse como un compañero. Sino como una persona que, por sus dotes, sea capaz de gestionar un equipo, anticiparse y resolver problemas. Además de hacer de su grupo de trabajo una familia.

Para ello, es importante que trabajes sobre las skills emocionales de tus empleados. Ellos deben de sentirse que realmente eres un apoyo. No el típico jefe que solo es capaz de transmitir un feedback negativo.

Evalúa en todo momento la situación de trabajo que tiene y consigue crear un ambiente laboral mucho más ameno. De esta manera, tus trabajadores verán su motivación aumentada a un nivel superior. Y tú, verás en sus caras la satisfacción de un trabajo bien hecho.

Planifica

No hay mejor manera de resolver los problemas que anticiparse a cuando éstos todavía no han aparecido. De esta manera, conseguirás minimizar el posible impacto que éstos pueden tener en grupo de trabajo.

La planificación es la diferencia entre un buen líder de uno que no lo es. Mediante una buena técnica organizativa la consecución de los objetivos laborales estarán al alcance de tu mano.

La comunicación o cómo implicar a tu equipo

En todos los equipos hay trabajadores que no se sienten 100×100 motivados con el proyecto. Las explicaciones pueden ser tantas como imaginación tengas, sin embargo, siempre hay una que aparece en todos los casos: la falta de implicación.

No hay nada que desmotive más a un empleado que la falta de motivación en su entorno laboral. Para ello, una de las mejores soluciones es establecer una estrategia comunicativa con la que legar a todos los trabajadores de la organización. Cuando eso ocurre, notarás como el rendimiento de todos ellos aumenta de manera significativa.

En el ámbito corporativo, las técnicas directivas que ayuden a sus empleados a ser mejores trabajadores se han posicionado como un buen recurso. Permiten alcanzar unos objetivos comunes a todas las personas que forman parte de la organización. Por medio de una correcta planificación y el trabajo de determinadas skills, lograrás hacer que tu equipo llegue a obtener un rendimiento muy por encima de lo que habías tenido hasta ahora. ¿Todavía no lo estás haciendo?

Apuesta por nuestros consejos y aumenta el rendimiento y el éxito de tu empresa a un nivel superior. Confía en nuestras técnicas, ¡y pronto verás el resultado, te esperamos!

value stram mapping

Value Stream Mapping: qué es y su aplicación a supply chain

El value stream mapping es una técnica que se emplea para representar de forma gráfica las actividades de una empresa. En dicha representación se encuentran las operaciones que aportan valor y también las que no lo hacen. A continuación queremos explicarte algo más sobre ella y cuáles son sus aplicaciones a la función de supply chain.

Value stream mapping: ¿para qué sirve?

En la value stream mapping se representan, tal y como hemos dicho, todos los procesos involucrados en la transformación de materias primas o semielaboradas en productos terminados. Al mismo tiempo, representa la forma en la que todos los agentes involucrados en ella se comunican. En definitiva, podríamos decir que es una representación gráfica de la coordinación del conjunto de la producción hasta la llegada a nuestro cliente.

Con el value stream mapping conseguimos una representación eficaz de toda la cadena de procesos que cada operario puede entender fácilmente cuál es la cultura y forma de organización con la que debe cumplir. Al mismo tiempo, el value stream mapping puede ayudarnos a tomar medidas de la situación actual.

Esto nos ayudará a mejorar los procesos comparando los resultados del momento en que se confecciona la value stream mapping con los resultados de los cambios que introduzcamos en el futuro. Es decir, sirve como marca de referencia para saber si estamos en el buen camino. Al mismo tiempo mejora el estado de la información e inaugura un método para sistematizarla.

Hay que decir que al mismo tiempo el value stream mapping nos ayuda a eliminar los llamados “desperdicios productivos”, es decir, los tiempos muertos, los fallos de provisión, los puntos de menor eficiencia, etc. Por ello, podríamos decir que es también una excelente herramienta de diagnóstico.

¿En qué ayuda el value stream mapping a la labor del supply chain management?

La coordinación entre los distintos procesos es fundamental para el supply chain management. En efecto, podríamos encontrar de hecho un caso de una empresa en la que cada uno de los departamentos funcionara correctamente y, al mismo tiempo, el resultado conjunto no fuera satisfactorio. Esto se debe precisamente a que carecen de coordinación entre ellos.

Igualmente, un profesional de las labores del supply chain management debe ser capaz de elaborar estrategias de organización para establecer dicha coordinación, configurar un método idóneo para el control de stock, articular todos los procesos involucrados incluidos los de empresas de su radio de negocio y, al mismo tiempo, poder controlar el proceso una vez que el producto ha abandonado sus instalaciones.

El value stream mapping puede ayudar significativamente a llevar a cabo dichas tareas. En efecto, el value stream mapping es un bosquejo gráfico. Con él podemos establecer un mapa que nos ayude a pensar en conjunto. Esta habilidad es fundamental en el supply chain management.

El perfil que debe tener dicho profesional debe ser capaz de hacer de forma eficaz algo que en principio puede resultar muy complejo. En este sentido, el value stream mapping es un reflejo gráfico de la situación presente de una empresa y al mismo tiempo un punto de partida del plan que se quiere lograr respecto a ella para el futuro.

Cómo sacar el máximo partido al value stream mapping

Como hemos dicho y tal y como te explicamos en otros artículos, un encargado de la labor de supply chaing management es un profesional “híbrido” que debe poder cumplir con la parte de control de coordinación de todos los departamentos productivos de la empresa y, al mismo tiempo, un profesional capaz de interactuar y pensar en conjunto para las empresas de su entorno productivo.

Es por ello que el value stream mapping ofrece la posibilidad de ayudarle a tomar una medida intuitiva y muy representativa de una situación concreta. Le ayuda a visualizar el entramado que debe coordinar. Al mismo tiempo, le ayuda a visualizar las oportunidades de mejora de la compañía. Es por ello una herramienta que viene como anillo al dedo para dicho profesional. Una forma sencilla de poder representar una labor muy compleja.

Esa es la razón por la que el puesto de supply chain management tiene una creciente demanda entre las compañías. Por ejemplo, algunas que tienen interés de internacionalizarse, otras que buscan directivos con un perfil comercial y al mismo tiempo logístico y, en definitiva, un gran mercado de empresas que requieren de profesionales que cuenten con herramientas para ofrecer respuestas y mejoras.

En EUNCET podemos formarte para ello y desarrollar tu perfil con una formación basada en casos reales. Aprenderás a elaborar un value stream mapping y naturalmente a operar en el mundo empresarial.

inbound marketing

Inbound marketing: Enamora a tus clientes

Las empresas ya no quieren potenciales clientes. Ahora se buscan prescriptores, gente que se haga fan de la marca y nos recomiende una y otra vez. Así, destacamos sobre la competencia. De esta necesidad de romper con las técnicas de promoción habituales, nace el inbound marketing: una nueva forma de enamorar a tus seguidores.

¿Qué es exactamente el inbound marketing?

Lo componen una serie de técnicas y estrategias para atraer a nuestros potenciales clientes de una forma no invasiva, sino utilizando contenido de calidad. Es decir, útil y relevante. Se trata, además, de acompañar al usuario durante el proceso de compra, desde que elige un producto hasta que pasa por el carrito y el proceso de pago. Se compone de cuatro fases, que son:

Atraer usuarios

Es la primera y la más importante. Buscamos atraer usuarios a nuestra web o tienda online, pero sin resultar agresivos. No queremos bombardear a nuestros potenciales clientes con publicidad tradicional, si no hacer que se sientan atraídos por el contenido que generamos y que, normalmente, proporcionará información útil y relevante. Incluso podrá resolver sus dudas o ayudarle a resolver problemas. Para ello es importantísimo elaborar un buen plan de marketing que detalle de qué se va a hablar en el blog, en las redes sociales, la web, e incluso en otros sitios donde también vayamos a tener espacio y que puedan llegar a indexar. Para elaborar un buen contenido debemos:

  • Tener en cuenta nuestro perfil de cliente.
  • Cuidar la redacción y el estilo.
  • Optimizar el SEO, o posicionamiento.
  • No debemos ofrecer contenido de tipo promocional. Por el contrario, debe ser interesante y útil. Por ejemplo, si vendemos ropa, una buena idea es ofrecer consejos sobre moda.

Conversiones

Una vez que los usuarios llegan a nuestra web, atraídos por ese contenido único que hemos generado, el siguiente punto es convertir estas visitas algún tipo de acción que canalicen en ventas. Por ejemplo, que rellenen un formulario de contacto o que añadan productos al carrito de la compra. Si optamos por formularios de contactos, debes tener en cuenta que:

  • Tengan un buen diseño y estén bien ubicados dentro de la web o CTA, de forma que se vean a simple vista.
  • Sean fáciles de rellenar. Abstente de meter demasiados campos que no necesitas: Está demostrado que cuantos más clicks, mayor número de abandonos.
  • Deben cumplir con la ley de protección de datos.
  • Funcionan especialmente bien si ofreces algo a cambio: suscripción a la newsletter con contenido que les pueda interesar, un ebook gratuito, algún cursillo…

Las conversiones también pueden efectuarse a través de landing pages, es decir, páginas preparadas para la venta, o a través de CTAs (call to action). Debes decidir cuál es la mejor opción para tu negocio.

Cierre de ventas

Una vez que hemos hecho la conversión, hay que gestionar los datos obtenidos a través de los formularios. Además, debemos analizar cuáles de esos leads son útiles, puesto que, en principio, sólo obtenemos un nombre y un mail. Para madurarlos y descubrir cuáles son los más interesantes y los que nos permitirán aumentar las ventas, disponemos básicamente de dos herramientas:

  • CRM, o softwares de gestión de clientes. De forma que podamos vincular todos los datos obtenidos con nuestra base de datos y, así, pasar a la segunda.
  • Envío de mails personalizados. Gracias al CRM y a los contenidos que hemos preparado, podemos enviar mails que resulten útiles, transformando el usuario en una venta.

Gracias al tráfico generado, reacciones, ventas, etc, podemos pasar al siguiente punto.

Fidelización

La clave del inbound marketing es que podemos utilizar los datos para fidelizar a nuestros clientes. Aquí tienes las claves para conseguirlo:

  • Ofrecer ayuda o información relevante.
  • Ofrecer un adecuado servicio postventa y un seguimiento de nuestros clientes.
  • Mantener los registros de los no-compradores actualizados, de forma que podamos seguir enviándoles información relevante que haga que, en un futuro, sí se decidan por la compra. O que nos reconozcan y nos recomienden.

En definitiva, el inbound marketing busca conseguir prescriptores y no sólo potenciales clientes. Gente que se enamore de nuestra marca, producto o servicio, y nos recomienden a sus conocidos. ¿Quieres saber más sobre esta tendencia para enamorar a nuestros usuarios? ¡Fórmate en marketing digital y e-commerce!