30 años del nacimiento de la World Wide Web

World Wide Web

 

Hoy se cumplen 30 años del nacimiento de la World Wide Web (www.) y es por ello por lo que os queremos explicar su historia. Normalmente, la Dr.ª Gabriela Zuñiga, es quien habla de estos aspectos a nuestros alumnos del Grado en Marketing y del Doble Grado en la asignatura de Tecnología Web. Pero aquí intentaremos transmitir una pequeña parte de lo que ella les explica en clase.

La World Wide Web (la Web) nació en el Centro Europeo de Física Nuclear (CERN), situado en Ginebra, como un sistema cerrado de intercambio de datos entre los 10.000 científicos que trabajaban en la institución. Su creador fue el ingeniero y físico británico Tim Berners-Lee. Más tarde, el CERN decidió poner esta tecnología a disposición de todo el mundo de forma gratuita y abierta, lo que representó el nacimiento de la gran web.

Pero web no es sinónimo de internet. Internet es una inmensa red que permite conectar ordenadores y otros dispositivos y nació antes, en el año 1960, en manos de militares norteamericanos. En cambio, la web es una colección de páginas que contienen información a la que se puede acceder usando un navegador y que va creciendo a pasos de gigante. Así que cuando navegas a través de tu móvil o ordenador usas internet para acceder a la web.

Primero de todo, para entender los cambios que han existido, hay que entender el sitio web. Una web se basa en tres estándares para funcionar:

  1. Uniform Ressource Locator (URL): permite identificar cada página que se encuentra en la web.
  2. Protocolo de Transferencia de Texto (HTTP): es el lenguaje o protocolo utilizado para especificar la manera en que se deberá encontrar la página en internet.
  3. Hypertext Mark-up Language (HTML): es el lenguaje que permite configurar texto e imágenes y definir los aspectos de diseño de las páginas web.

La web ha evolucionado desde su creación, no ha dejado de cambiar y perfeccionarse. Hemos pasado de una web 1.0 a las webs dinámicas 2.0 y 3.0. Actualmente ya se habla de la web 4.0.

  • Web 1.0: era un tipo de web estática y sólo de lectura, con documentos que jamás se actualizaban. El usuario no podía interactuar con el contenido de la página (nada de comentarios, respuestas, citas, etc.) ya que estaban totalmente limitadas. Esta fase de la web termina con la crisis conocida como burbuja “puntocom” en el 2000. Ya han pasado algunos años, pero ¿recordáis estas páginas?
  • Web 2.0: en la segunda generación de internet, el usuario se convirtió en el principal protagonista de la red. La web 2.0 está comúnmente asociada con un fenómeno social, ya que se basa en la interacción con el usuario. Por eso tienen un diseño centrado en él e integran recursos multimedia como videos y sonidos, que se pueden compartir. Este tipo de web está asociada estrechamente con Tim O’Reilly porque lo acuño en una conferencia en 2004.
  • Web 3.0: es un salto tecnológico que tiene importantes consecuencias en los usuarios de la red, ya que se centra en la experiencia de los usuarios. La web 3.0 es conocida como la “web semántica”, porque utiliza de forma más eficiente los datos, y está muy asociada al concepto de personalización, porque ofrece un flujo de información y de contenidos adaptados a nuestros gustos y preferencias.
  • Web 4.0: en el 2016 empezó a escucharse el término web 4.0, que se centrará en ofrecer un comportamiento más inteligente y más predictivo. El objetivo será unir la comunicación online y offline, de forma que con solo pedir o afirmar pondremos en marcha un conjunto de acciones para responder a nuestras demandas o necesidades. ¿Cómo llegamos a la web 4.0.? Gracias a la propia evolución de la tecnología que nos han traído asistentes de voz, bots, geolocalización, entre otros avances.

Sin duda, en 30 años la World Wide Web ha cambiado mucho nuestras vidas y promete seguir haciéndolo. El siguiente paso aún está por descubrir, pero seguro que no tardaremos mucho en conocerlo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *