direccion de equipos comerciales

Habilidades imprescindibles para la dirección de equipos comerciales

La dirección de equipos comerciales es una labor que toma mucha importancia en las organizaciones. El departamento comercial en las empresas es el encargado de gestionar, planificar y dirigir las estrategias de comercialización y ventas de los productos. Por lo tanto, existen una serie de habilidades con las que debe contar todo el personal de esta área.

Situación del mercado actual

El mundo se encuentra en constante cambio. Los perfiles de las personas deben adaptarse a estos cambios para lograr objetivos profesionales. Este mercado dinámico requiere de innovación y creatividad en los procesos.

Nunca antes el mundo sufrió tantos cambios en tan corto tiempo. Las personas llevamos un ritmo de vida totalmente diferente al de hace tan solo 10 años. Esto es un indicativo de que, así como ha cambiado la forma de vivir de las personas, debe cambiar la forma en que las empresas llegan a éstas.

Hace algunas décadas, las empresas con sus enormes campañas de marketing creaban necesidades invitando a las personas a usar los productos y así crear un hábito. Hoy en día las cosas son muy diferentes. El usuario tiene acceso a una gran cantidad de información que le permite decidir qué es y que no es bueno para su consumo. El consumidor sabe cada vez más qué quiere y qué necesita. Este cambio de paradigma ha hecho que el mercado actual sea un poco diferente hoy en día. Ahora es el usuario quien decide qué producto desea y cómo lo desea.

El mercado se ha ido adaptando a estos cambios y por eso necesita de personas que tengan una serie de habilidades que a su vez deben ser potencializadas.

Lo que quieren las empresas

Debido a estos cambios y deseos de cumplir necesidades por parte del consumidor. Las empresas buscan para su plantilla personas comprometidas, con objetivos en común con la empresa. Estas nuevas personas deben tener una gran capacidad de adaptación a los cambios. Esta entonces, es una de las habilidades imprescindibles para los departamentos comerciales.

Si te adaptas al cambio, es probable que seas una persona con visión, que busca soluciones y nuevas alternativas. Esto lleva a buscar personas creativas e innovadoras. Pues estas personas buscarán siempre la forma de alcanzar el objetivo de la manera más rápida y fácil. Generando también diferenciación, aspecto importante que en un mundo globalizado se hace cada vez más difícil conseguir.

Los perfiles indicados

Poco a poco vamos entendiendo como se mueve el mercado y las necesidades que se buscan para la dirección de equipos comerciales.

Con este conocimiento podemos ir definiendo un perfil adecuado para estos cargos. Hay que tener en cuenta que el de Director Comercial es uno de los cargos administrativos con mejores salarios en promedio en España. Esto nos habla de la gran importancia de su gestión dentro de la empresa. Por lo tanto, entenderemos la gran responsabilidad del cargo e intentaremos que fortalezcas las siguientes habilidades.

Habilidades imprescindibles para la dirección de equipos comerciales

Al tener un enfoque administrativo, estas personas deben, sin duda alguna, ser líderes. El liderazgo te garantiza entender a tu equipo, trabajar juntos y alcanzar los objetivos con eficiencia y eficacia. Si tu eres un buen líder, significa que tienes otra de las habilidades importantes, la comunicación. Entender que se trabaja en equipo y que todos tienen unos objetivos en común, se logra gracias a la buena comunicación. Manteniendo un equipo de trabajo motivado y alienado con los principios corporativos de la organización.

Como lo habíamos hablado antes, adaptarse al cambio te garantizará mejores resultados. Que las tendencias del mercado no te tomen desprevenido asegurará buenos indicadores en ventas para tu empresa. Pero esta adaptación no va sola, se complementa con creatividad e innovación para lograr estrategias que lleven el departamento a otro nivel. Siendo así, para la dirección de equipos comerciales es imprescindible tener una excelente planificación. Habilidad que desarrollan las personas con alta capacidad de análisis, que logran entender las oportunidades que genera el mercado y evita sus amenazas.

Siendo así, si quieres tener las habilidades necesarias para la dirección de equipos comerciales, deberás plantearte fortalecer cada uno de los puntos que hemos mencionado anteriormente. La buena preparación académica y la experiencia harán de ti un buen líder que lleve a cabo una excelente gestión en los departamentos comerciales de las empresas. Es por eso que en Euncet Business School tenemos un máster especializado en Marketing y dirección comercial. ¡Pide ahora información sin ningún compromiso!

cuales son las habilidades directivas mas importantes

¿Cuáles son las habilidades directivas más importantes?

En esta nueva era, las empresas requieren líderes capaces de llevar a buen puerto cada uno de sus proyectos. Buscan personas formadas y preparadas, capaces de afrontar los nuevos retos de una sociedad en continuo cambio. Por ello, te presentamos las habilidades directivas más importantes, aquellas que harán que tu carrera profesional sea todo un éxito.

Las habilidades directivas más importantes

Resolución de problemas

Durante la ejecución de un proyecto, pueden surgir diversos conflictos, tanto internos como externos. Pueden generarse disparidad de opiniones dentro del grupo de trabajo, o un GAP en el proceso. Son infinidad de situaciones que conviene resolver de una forma ágil, rápida y adecuada.

Toma de decisiones

Directamente relacionada con el punto anterior. Como directivo, gran parte de tu trabajo consistirá en tomar diversas decisiones que, además, repercutirán directamente sobre el resultado de tu trabajo. Para saber cómo elegir de forma correcta, es imprescindible marcarse unos objetivos a cumplir, ceñirse a ellos y tomar el camino que más te aproxime a los resultados que esperas conseguir. Además, conviene evitar las decisiones irreflexivas, es mejor que te tomes tu tiempo para pensar qué es lo mejor para tu trabajo.

Flexibilidad y capacidad de adaptación

Porque muchas veces las cosas no son como nos gustaría que fueran, debes ser capaz de adaptarte a las nuevas situaciones sin que suponga un problema para ti. Esto te ayudará, también, a tomar decisiones adecuadas.

Destrezas interpersonales

Cuando se trabaja como directivo de una empresa, es importantísimo el trato con otras personas. Tanto dentro del personal a tu cargo, como con posibles inversores, socios o colaboradores externos. Por eso, las siguientes destrezas son imprescindibles en el día a día:

Capacidad de liderazgo

Un directivo debe saber dirigir a las personas, pero también motivarlas. De esta forma, todas las personas que estén a su cargo apostarán por su proyecto como si fuera propio. Un jefe se dedica a mandar, pero un auténtico líder debe ser capaz de guiar a su equipo y trabajar junto a ellos. Es una de las habilidades directivas más importantes para tu futuro.

Comunicación interpersonal 

A lo largo de tu carrera profesional, te encontrarás en multitud de ocasiones con que tendrás que presentar tu proyecto, tu empresa o tu equipo a otras personas. Por ello, debes desarrollar tus aptitudes de comunicación interpersonal. Es decir, aprender a expresar tus ideas, escuchar al otro y desarrollando un discurso propio. Siempre con educación y respeto.

Inteligencia emocional

Un equipo de trabajo implica que el líder del proyecto debe lidiar con conjuntos de personas. Cada una de ellas tiene emociones y sentimientos. Como directivo, debes saber gestionarlas con delicadeza. Saber escuchar, ser empático, asertivo y aprender a comunicar a nivel emocional, evitará que tu equipo se sienta frustrado. Depositarán en ti toda su confianza.

La capacidad de negociar

La negociación es la habilidad directiva más importante para algunas empresas. La capacidad de conseguir las condiciones más ventajosas para ti o tu equipo, te convertirá en el líder que toda compañía querrá en sus filas.

Las habilidades directivas más importantes para ti

Autoconfianza y autoconocimiento

A veces, preocuparnos por el funcionamiento de la empresa o la correcta gestión de emociones de otras personas, puede hacer que nos olvidemos de que también debemos trabajar nuestra propia confianza. Es una de las habilidades directivas más importantes, puesto que si no crees en ti mismo, nadie lo hará por ti. Además, el autoconocimiento de tus propios límites, así como de tus motivaciones, te ayudarán a no perder el entusiasmo y el amor a tu trabajo.

Prudencia

Esta destreza suele adquirirse con el tiempo y la experiencia. Sin embargo, ser prudente y saber cuándo pedir opiniones, esperar a la hora de tomar decisiones y valorar todas las opciones disponibles, puede ahorrarte muchas situaciones complicadas a corto y largo plazo.

Delegar

Hemos hablado mucho de la gestión del equipo de trabajo, y dentro de ello entra también la capacidad de delegar. Debes confiar plenamente en todas las personas que te rodean, para poder asignarles las tareas más adecuadas para cada uno de ellos.

Si quieres prepararte para convertirte en el directivo que las compañías actuales necesitan, nuestro Posgrado te formará para desarrollar las habilidades directivas más importantes y necesarias para tu carrera. Pregúntanos sin compromiso, ¡te estamos esperando!

dirección comercial

Los puestos más demandados de ventas y dirección comercial

¿Cuáles son los puestos mas demandados de ventas y dirección comercial? Cuando buscamos prepararnos para nuestro futuro profesional debemos tener en cuenta las oportunidades del mercado actual. ¿Te gustaría conocerlo un poco? Si es así, vamos a intentar dar la mejor respuesta a la pregunta con la que iniciamos este post.

¿Cuáles son las tareas de ventas y dirección comercial?

El rango de tareas en el departamento comercial es bastante grande, por lo que se necesita de mucha responsabilidad y de contar con el personal indicado para alcanzar los objetivos de la empresa.

Para cumplir los objetivos planteados por las empresas, es indispensable el buen actuar del departamento comercial. El objetivo de todos es vender, por lo tanto, cae mucha responsabilidad sobre los comerciales.

Desde dirigir y gestionar una plantilla, hasta hacer estudios de investigación de mercado. Estas son algunas de las tareas del departamento comercial:

  • Definir los objetivos comerciales y de ventas de la empresa.
  • Dirigir los procedimientos de comercialización y ventas.
  • Diseñar las estrategias.
  • Obtener y analizar datos e información del mercado para establecer estrategias y realizar las acciones de marketing.
  • Desarrollar un plan de ventas de productos y/o servicios de la empresa.
  • Preparar planes y presupuestos de ventas.
  • Realizar estimaciones de ventas.
  • Mantener una buena relación con los clientes, gestionando las cuentas clave de la empresa.
  • Tener una comunicación constante con el departamento de marketing.

El mundo está cambiando

Estas son solo algunas de las tareas del departamento, sin embargo, todos los días se presentan nuevos retos. Retos del mercado actual, en dónde se abren nuevas oportunidades, nuevos canales, un cliente mejor informado. Vivimos en un mundo completamente cambiante. Un mundo que se ha dinamizado de una manera impresionante durante los últimos años.

El departamento comercial no debe ser ajeno a estos cambios del mundo, que indiscutiblemente cambian el mercado. Estos son los mismos cambios que hacen que el consumidor esté sobre informado, que sepa exactamente lo qué quiere y cómo lo quiere. Esto sencillamente hace que las empresas necesiten personal mejor capacitado, mejor calificado y con deseos también de aprender todos los días. Entonces ¿cambias con el mundo o te quedas en el pasado?

¿Cuál es el perfil más buscado?

Como puedes ver, son muchas las tareas a realizar. Por lo tanto, no hay un solo perfil buscado. Sin embargo, hay unas características en común de las personas del departamento comercial. Las habilidades más buscadas por la dirección comercial son:

  • ¿Tienes madera de líder? Es indispensable para asumir cualquiera de las funciones.
  • Planificación. Hay muchas cosas que gestionar, por lo que una persona planificadora y organizada es ideal para el departamento.
  • Creatividad, iniciativa e innovación. Es importante que la persona esté creando constantemente, que tenga nuevas ideas, planes, estrategias.
  • Comunicación y trabajo en equipo. En este departamento todo debe funcionar como un engranaje, cada persona es una pieza importante. Además, se debe tener excelente comunicación con otros departamentos como, por ejemplo, marketing.
  • Se deben tomar muchas decisiones, así que hay que tener el valor y el coraje para hacerlo. La experiencia te ayudará a tomar las mejores decisiones cada vez.

¿Qué puestos de trabajo son los más demandados?

Tanto los puestos administrativos como operativos son bastante demandados en los departamentos comerciales de las empresas. Por su crecimiento, por su integración con otros departamentos como marketing, por muchas razones. Además de la necesidad de tener nuevas ideas en los equipos de trabajo. Aún así, estos son algunos de los puestos con mayor demanda:

  • Representante comercial: Como representante de la empresa ante los clientes es de mucha importancia que sus valores estén alineados con los principios corporativos. Se encargan de estar en contacto con los clientes de la empresa.
  • Key Account Manager: La gestión de las cuentas clave es muy importante en la empresa. Se necesita de excelentes profesionales que mantengan y cuiden la buena relación de la empresa con los clientes.
  • Gerente de ventas: Para quienes están a cargo de las estrategias de ventas y de la capacitación de los vendedores.
  • Director Comercial: El cargo con mayor responsabilidad, es el director del departamento. Es quien planifica, gestiona, dirige, coordina todo lo que realiza el departamento comercial de la empresa. Para tener en cuenta, este es uno de los cargos administrativos mejor remunerados en España.

Como lo puedes ver son muchas las oportunidades generadas a partir de los estudios en Dirección de Marketing y Ventas. Si tienes alguna pregunta o quieres tener más información, no dudes en contactarnos. También puedes ver información sobre nuestro Máster especializado en Dirección comercial y Marketing.

habilidades directivas en el trabajo en equipo

La importancia de las habilidades directivas en el trabajo en equipo

Cuando hablamos de las habilidades directivas en el trabajo en equipo, dentro de una empresa, nos referimos la capacidad de gestionar a un grupo de personas que trabajan juntas para alcanzar un objetivo común.

El trabajo en equipo: Etapas y cómo afrontarlas

Los equipos tienden a pasar por una serie de etapas, que conviene conocer de antemano para saber cómo actuar frente a cada fase del proceso. Cada una de ellas pueden ser abordadas utilizando algunas aptitudes directivas. Son las siguientes:

1- Inicio, creación del equipo

En la fase inicial, no debemos esperar resultados óptimos. Es una etapa en la que debemos conocer a las personas, observar su forma de trabajar, etc. Por eso, aquí debemos sacar a relucir nuestras habilidades directivas en el trabajo en equipo. Es importante fijar los objetivos a alcanzar. Debemos dejar claro que todos remamos en el mismo barco, y asignar tareas de forma eficiente y adecuada para cada perfil.

2- Aparición de conflictos

Cuando el equipo de trabajo está estabilizado, tienden a llegar los primeros conflictos. Suelen aparecer las primeras diferencias de opiniones, discusiones, e incluso pueden llegar a aparecer pequeños subgrupos. Todo esto no nos beneficia en absoluto y, por ello, debemos recurrir a nuestra capacidad de liderazgo, así como a la habilidad para resolver conflictos. Gracias a nuestra experiencia como líderes, daremos ejemplo. Recordaremos la importancia de llevar el proyecto a buen fin y nos esforzaremos tanto como nuestro equipo. En cuanto a la resolución de conflictos, debemos hacerlo de forma ágil y adecuada, intentando no favorecer a ningún miembro.

3- Estabilización

Una vez superados los conflictos, llega una etapa más estable. Los miembros del equipo suelen tener claros sus roles y qué tarea debe ejecutar cada uno de ellos. En este punto conviene echar mano de nuestras habilidades interpersonales. Debes escuchar de forma activa a tu equipo, para poder estar atento a cualquier inconveniente que pueda surgir. Comunícate con ellos y haz gala de tu inteligencia emocional para poder detectas cualquier frustración o miedo que ralentice el rumbo del proyecto.

4. Alto rendimiento

Si has conseguido que tu equipo de trabajo supere conflictos y recupere la estabilidad, debes saber aprovechar esta situación para alcanzar un pico de rendimiento máximo. ¿Cómo debes hacerlo? Con capacidad de adaptación y organización. Proporciónales herramientas de gestión de tiempo, adáptate a los cambios y contratiempos que puedan surgir, y sobre todo, mantén la confianza en ellos y en ti mismo. Si surgen problemas o inconvenientes, aprende a ponerlos a tu favor. ¿Qué habéis aprendido? ¿Cuál es la parte positiva?

5. El agotamiento del equipo

A veces, justo antes del final, verás que tus compañeros pierden la motivación. El proyecto ya no les interesa demasiado y trabajan con desgana. En estos casos, necesitan una dosis de motivación extra, y tú puedes proporcionársela. De nuevo, necesitas tus destrezas interpersonales, así que sé asertivo, felicítales por el trabajo bien hecho y esfuérzate en hacerles comprender que queda poco para terminar el proyecto. Una vez cerrado, reconoce los méritos y el trabajo de cada uno de ellos.

Habilidades directivas en el trabajo en equipo

Además de tener siempre claras las distintas fases por las que pasa un equipo de trabajo, es muy importante que presentes ciertas habilidades a la hora de gestionar las distintas situaciones que puedan darse en un equipo de trabajo:

  • Además de la empatía, debes tener paciencia. En ocasiones los conflictos se complican y tú necesitas mantener la mente fría, para no perder los papeles.
  • Oriéntales hacia la acción. Haz que se sientan implicados con tu proyecto proponiéndoles acciones que les resulten atractivas. Cuando tengáis reuniones, háblales del proyecto sabiendo que es global y no sólo tuyo.
  • Identifica a las personas que destacan. En todos los equipos siempre hay una (o más) persona que destaca por encima del resto. Obsérvale, seguramente sea útil para alcanzar la excelencia.
  • Controla el clima laboral. No es necesario que fuerces las relaciones entre ellos, pero sí debes estar atento a posibles tensiones o roces. Eso puede evitarte tener que enfrentarte a conflictos más adelante.

Estas son sólo algunas claves y habilidades directivas en el trabajo en equipo que debes tener en cuenta para gestionar tu equipo de trabajo, pero queremos recordarte que en nuestro Máster en Dirección Comercial y Marketing, con Especialidad en Ventas y Gestión de Equipos, puedes adquirir las competencias necesarias para ser el líder que tu equipo necesita. ¡Pídenos información sin compromiso!

habilidades directivas y técnicas de liderazgo

La relación entre las habilidades directivas y las técnicas de liderazgo

Hoy en día cada vez más empresas buscan líderes. Hasta el punto de que una de las habilidades directivas más demandadas pasa por conocer y manejar las técnicas de liderazgo. Vemos la relación entre ellas.

Las habilidades directivas en un equipo de trabajo

Antes, cada empresa y cada sección dentro de ella, requerían de la presencia de un jefe. Esto es, una persona que se encargara de organizar, ordenar y controlar. Hoy en día esa visión de mandato ha caído en desuso. Ahora, los buenos directivos deben ser auténticos líderes dentro de su equipo. Personas que marcan objetivos, planifican, y se involucran con su proyecto y sus compañeros. Los jefes generan un cierto miedo o respeto, mientras que el líder basa su éxito en la confianza, tanto en sí mismo como en las personas con las que trabajan. Por esto, algunas de las aptitudes más demandadas en un directivo pasan por tener ciertas habilidades interpersonales. Nos vamos a centrar en las técnicas de liderazgo, y cómo se relacionan con el resto de destrezas.

Técnicas de liderazgo y habilidades directivas

Las habilidades directivas se pueden dividir en grandes bloques, según el ámbito de cada una de ellas. Nosotros las dividimos en :

  • Aquellas que engloban una parte más técnica: Gestión del tiempo, resolución de problemas, toma de decisiones o fijar objetivos, o adaptación a los cambios. Existen herramientas que pueden ayudarnos a planificar y gestionar.
  • Habilidades personales: Autoconfianza, autoconocimiento, saber delegar y ser prudente. Son destrezas directamente vinculadas a nuestra forma de ser, sobre las que debemos trabajar para alcanzar el éxito de forma saludable.
  • Habilidades interpersonales: Como líder, debes ser capaz de interactuar con tu equipo y llevarlo a buen puerto. Aquí entran la capacidad de liderazgo, la comunicación interpersonal, la inteligencia emocional y la capacidad de negociar.

Dado que las habilidades interpersonales y la gestión de los equipos de trabajo comprenden uno de los tres grandes bloques de las habilidades directivas, vamos a explicar cuáles son las técnicas de liderazgo más efectivas:

Esfuérzate en conocer a tu equipo

Cada una de las personas que trabajan contigo tiene ambiciones, miedos y frustraciones. Haz un esfuerzo por conocerles. Presta atención a su forma de trabajar, podrás ver si están rindiendo o no, e indagar las causas.

Detección (y gestión) del talento

Dado que un líder debería aspirar a algo más que un mero control de si se realizan o no las tareas asignadas, tu misión debería pasar por detectar qué personas son realmente valiosas, y ayudarlas a evolucionar, progresar y ascender.

Reconocimiento del trabajo

Igual que uno de nuestros objetivos debería ser detectar el talento, no deberíamos dudar en felicitar por un trabajo bien hecho. Eso ayudará a que nuestro equipo mantenga la motivación y las ganas.

Comunicación asertiva

Uno de los pilares para que nuestro proyecto marche, es mantener una buena comunicación. No vale con mandar, debemos esforzarnos por mantener una comunicación efectiva, escuchar a nuestros compañeros, modular nuestra voz, ser educados, e incluso mantener un lenguaje corporal correcto. Asegúrate de dejar claro en tu discurso qué ideas quieres transmitir y de asegurarte de que tu interlocutor está interesado.

Crea retos y sé una fuente de inspiración

Una de las claves para mantener una motivación permanente en nuestro equipo pasa por marcar unos retos u objetivos a cumplir, y marcar plazos asumibles. Además, es conveniente que tú mismo te impliques y te esfuerces por llegar al objetivo. Serás una fuente de inspiración para ellos. Y, recuerda, al acabar podéis felicitaros mutuamente por el trabajo realizado.

Ofréceles herramientas

Si detectas alguna carencia, ofréceles las herramientas necesarias para que puedan solucionarla. Por ejemplo, muéstrales cómo gestionar mejor su tiempo, o enséñales a optimizar procesos. Para esto es muy importante que les permitas comunicarse contigo de forma abierta.

Para llevar a cabo cada una de estas técnicas de liderazgo, hace falta desarrollar ciertas destrezas directivas, como las ya mencionadas dentro de las habilidades interpersonales, pero también empatía, asertividad, escucha activa e incluso cierta dosis de paciencia. Te recordamos que si quieres ampliar tu formación, nuestro Máster Oficial en Administración y Dirección de Empresas, está especialmente orientado a la dirección estratégica, y te ayudará a desarrollar tus técnicas de liderazgo que necesitarás de cara al trabajo del futuro.

mejorar las habilidades directivas

5 consejos para mejorar las habilidades directivas

Todos las personas que tengan puestos de poder en una empresa y quieran dar un paso adelante en su carrera, deben estar dispuestas a mejorar las habilidades directivas que ya poseen.

Destrezas directivas clave, ¿cuáles son?

En primer lugar, debemos analizar qué destrezas o habilidades necesita un directivo. Puede depender de la empresa en la que trabajes, pero fundamentalmente nos encontraremos con que las más necesarias son:

  • Comunicación.
  • Capacidad de liderazgo.
  • Autoconfianza y autoconocimiento.
  • Gestión del tiempo y el estrés.
  • Adaptabilidad.

En tiempos que cambian a toda velocidad, es fundamental mejorar las habilidades directivas para destacar en un entorno laboral que puede estar saturado. Como no siempre tenemos estas aptitudes de forma innata, conviene trabajar sobre ellas.

Consejos para mejorar las habilidades directivas

Mejora tu capacidad de comunicación

  • Apuesta por la naturalidad al hablar. No intentes utilizar expresiones que habitualmente no forman parte de tu vocabulario, puesto que quedarán falsas. Ten en cuenta que la educación siempre suma puntos. Saluda, despídete y pide las cosas “por favor”.
  • Busca las ideas clave de tu discurso. Te será muy útil para reuniones, exposiciones o entrevistas. Prepara con anterioridad cuál es tu objetivo principal, de forma que puedas transmitirlo de forma clara y efectiva, aunque no recuerdes el resto de tu exposición. Para evitar esto último, conviene hacerte un esquema, que lleve de la idea inicial a la conclusión. Así podrás hacerlo entender con claridad.
  • Cuidado con la comunicación no verbal. Unos brazos cruzados, por ejemplo, implican cierta cerrazón. Mantén la apertura, aunque debes conservar la naturalidad.
  • Ten en cuenta qué dificultades te pueden surgir. Por ejemplo, si tu interlocutor no parece escucharte, debes buscar cómo despertar su interés.

Mejora tu capacidad de liderazgo

  • Una vez que has mejorado tu capacidad de comunicación, utilízala para aprender a comunicarte con tu equipo de forma efectiva. Sé claro asignando tareas y hazlo directamente, nunca a través de terceros.
  • Asigna objetivos claros y alcanzables. Nada desmotiva más que no ver la luz al final del túnel. Felicítales cuando alcancéis una de vuestras metas. Se mantendrán motivados.
  • Ten confianza para delegar. Confía en ellos y asigna las tareas que más les convengan.
  • Comprométete. Tu equipo debe sentir que tus objetivos y los suyos están en la misma onda.

Mejora tu autoconfianza y autoconocimiento

  • Todo lo que hagas para mejorar las habilidades directivas no servirá de nada si no aprendes a conocerte y mejorar tu autoconfianza.
  • Para ello, analiza qué cosas minan tu autoestima. Contraataca estos pensamientos negativos con cosas positivas sobre ti mismo.
  • No te compares con nadie. Todas las personas tienen defectos, aunque no puedas verlos.
  • Cumple tus objetivos sin posponerlos y felicítate cuando lo consigas.
  • Sé consciente de los logros que has obtenido hasta ahora.

Gestión del tiempo y el estrés

  • Sentir que no llegas a todo o que te falta tiempo es una de las principales fuentes de estrés.
  • Haz una lista de tareas. Las más importantes en primer lugar. Y úsala, no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
  • Márcate unos tiempos de trabajo estrictos, en los que evites contestar al teléfono o leer mails. Sabemos que es complicado, pero aumentará tu rendimiento.
  • Fíjate plazos realistas, a ti y a tu equipo, y cúmplelos.
  • Realiza sólo una tarea a la cada vez. Aunque pueda parecer que realizar muchas tareas ahorra tiempo, lo cierto es que nuestro cerebro funciona mejor cuando nos centramos en una única cosa.

Mejora tu adaptabilidad frente a situaciones difíciles

  • En primer lugar, intenta planificar. Si sabes que van a venir cambios, adelántate a ellos. Analiza el mercado, quizás puedas verlos venir.
  • Intenta que el proceso de cambio se introduzca de forma gradual. De esa forma, el impacto será mayor.
  • Busca la parte positiva. Piensa qué has ganado con el cambio, cuántas cosas has aprendido, y cómo puede eso ayudarte en tu carrera profesional.
  • Prepara a tu equipo de trabajo. Si ellos también están expuestos a los cambios, tenlos en cuenta. Explícales con claridad qué va a ocurrir y cómo les va a afectar. Añadir alguna compensación puede ayudarles a sentirse más optimistas.

Recuerda que si necesitas formarte para mejorar las habilidades directivas, podemos ayudarte. En EUNCET Business School,  tenemos un máster específico y un posgrado, pensados para ti, para que mejores y desarrolles tu perfil y habilidades como directivo.

proceso de control de gestión

5 fases del proceso de control de gestión

El control de gestión es un proceso que nos sirve para evaluar en qué punto está nuestra empresa, y si cumplimos o no los objetivos marcados. Nos permite responder a algunas preguntas, como ¿qué tal va la empresa?, ¿cuál es nuestra visión a largo plazo?, ¿qué miembro del equipo es más eficiente?… Para responderlas, debemos seguir las fases del proceso de control de gestión.

Las fases del proceso de control de gestión administrativa.

Este proceso es importante dentro de una empresa, porque libera tiempo y recursos que pueden destinarse a otras tareas. Una empresa bien coordinada, con objetivos claros y tareas bien distribuidas, es una empresa mucho más eficiente. Dado que con este sistema pretendemos analizar la situación de la empresa, marcar objetivos a largo plazo, y aprovecharnos de los datos para mejorar, debemos comenzar trazando un plan y evolucionar a partir del mismo:

Fase uno: Determinación y planificación.

La primera fase consiste en marcar los objetivos que queremos alcanzar a corto, medio y largo plazo. También en esta etapa debemos fijar las reglas que aplicaremos y cuál será nuestra estrategia para cumplir esos objetivos, así como determinar las herramientas. En definitiva, conviene elaborar un plan estratégico al que debemos ceñirnos. Conviene seleccionar la figura de un controller, o responsable del proceso de control. También se pueden fijar variables de control, que nos vendrán bien en la fase de medición.

Fase dos: Organización de los recursos.

Es una de las fases del proceso de control de gestión más importantes, ya que una vez marcados nuestros objetivos y determinado nuestro plan estratégico, debemos determinar qué recursos económicos destinaremos a su ejecución. También es el momento de seleccionar equipos de trabajo y a quién se les asignarán las distintas tareas. Además, debemos prever qué otros recursos necesitaremos, como programas informáticos, o de detección de riesgos. Quizás necesitemos un software de gestión administrativa, por ejemplo, o refuerzo en algún área concreta. Conviene tener una visión global y real del estado financiero de la empresa, analizando ingresos, gastos y costes. Toda esta información, así como el plan estratégico, puede ser recogida en un único documento. Se puede preparar un presupuesto detallado para ajustarnos mejor.

Fase tres: Implementación.

Dado el plan estratégico, y una vez determinados los recursos que se van a destinar a cada una de las fases del proceso de control de gestión, llega la hora de implementar nuestro sistema de gestión. Debe ser el controller, o líder del proyecto, el que controle que las tareas asignadas se llevan a cabo de forma eficaz, por lo que debe tener todas las aptitudes necesarias: Inteligencia emocional, debe saber motivar al equipo, tomar decisiones, etc. Se puede retribuir en función de si el trabajador alcanza o no las metas establecidas y recurrir a técnicas como el benchmarking. Aplicaremos un sistema de control interno.

Fase cuatro: Medición y control.

Una vez que la maquinaria está en marcha, debemos medir los resultados que hemos obtenido y compararlos con los resultados u objetivos que nos habíamos marcado al inicio, así como con las variables de control que marcamos durante las primeras fases del proceso de control de gestión. A partir de ahí, debemos analizar las posibles desviaciones y sus causas. También podemos medir ingresos y costes reales. Es en esta etapa cuando, al fin, observamos en qué punto está la empresa y si hemos cumplido, o no, los objetivos marcados.

Fase cinco: Correcciones y ajustes.

Si hemos observado desviaciones desfavorables o no hemos alcanzado los objetivos establecidos, es el momento de aplicar medidas correctoras. También conviene revisar los objetivos, para ver si se siguen ajustando a nuestra visión de futuro o si, por el contrario, debemos establecer unos nuevos. Si las desviaciones son demasiado pronunciadas, quizás convenga empezar de cero con las fases del proceso de control de gestión y reestablecer nuestro plan estratégico. En cualquier caso, cualquier medida o ajuste, nos servirá para futuro proyectos que debamos ejecutar. Conviene anotar los resultados en el mismo documento.

Si quieres aprender más sobre control de gestión, te proponemos que te informes sobre nuestro Programa en Control de Gestión. Desde un nivel cero, descubrirás lo necesario sobre los procesos y podrás convertirte en el controller que toda empresa necesita. Ponte en contacto con nosotros, y te daremos la información que necesites sin ningún tipo de compromiso.

libros sobre habilidades directivas

10 Libros sobre habilidades directivas que no te puedes perder

De cara a afrontar los nuevos retos, sobre todo en el ámbito profesional, muchas veces nos proponemos unos objetivos a cumplir. En muchos casos, pasan por aumentar nuestra lista de lectura. En el artículo de hoy, nosotros os traemos una lista con varias recomendaciones de libros sobre habilidades directivas que os ayudarán a mejorar vuestras destrezas.

Libros sobre habilidades directivas: Los imprescindibles en tu biblioteca

El libro de las habilidades directivas, de Luis Puchol

Este libro nos ofrece una serie de técnicas pensadas para traspasar sus páginas. Normalmente, este tipo de literatura ofrece mucha teoría, pero en este caso nos proporciona herramientas útiles para una mejora activa en nuestro día a día. Se compone de varios bloques, entre ellos: La negociación, efectividad en las reuniones, tomar decisiones creativas o hablar en público.

Las doce habilidades directivas clave, de Antonio Valls

Este capítulo destina cada uno de sus doce capítulos a cada destreza. Entre sus páginas podemos encontrar consejos prácticos sobre gestión del tiempo y el estrés, diseño de tu propia estrategia profesional, y cómo interactuar con éxito con tras personas.

Liderazgo contemporáneo: Programa de actualización de habilidades directivas, de Carlos Rodríguez Combeller

Si eres un directivo con varios años de experiencia a la espalda, este libro sobre habilidades directivas es para ti. En primer lugar, te ayudará a identificar cuál es tu estilo de liderazgo y, sobre él, trabajarás para mejorar y desarrollar nuevas destrezas, así como a potenciar las que ya posees. También aprenderás cómo debes evolucionar con los cambios de tu entorno, gracias a las actividades que te proponen.

Dirige tu carrera: No dejes que otros decidan por ti, de José Medina

Este autor nos plantea una serie de preguntas. ¿Sabes, por ejemplo, cómo mejorar tus habilidades? ¿Tienes un plan por si tu trabajo en tu empresa actual no acaba de funcionar? Este libro está escrito para todos aquellos que quieran mejorar su carrera profesional y necesitan un empujón para hacerlo.

Para desarrollar aptitudes directivas concretas

En ocasiones no necesitamos libros sobre habilidades directivas, porque tenemos alguna carencia puntual en alguna de las destrezas requeridas: Comunicación, gestión de emociones… Os proponemos algunos libros que os ayudarán:

¡Influye!: Claves para dominar el arte de la persuasión, de Enrique Alcat

Enrique Alcat nos propone alcanzar nuestros objetivos a través de la comunicación, una destreza fundamental para un directivo de éxito. Descubriremos cómo influir en nuestro entorno más próximo y, además, cómo lo hacen las personas más mediáticas.

Reuniones Eficaces, de Eva Cantavella Cuso y Antonio Valls Roig

Lo curioso de este libro es que nos hace un planteamiento a la inversa. Nos presenta varias situaciones en las que una reunión no sale como esperamos, para después profundizar en ellas y darnos herramientas para manejar estas situaciones. Son ejemplos reales de reuniones que todos hemos sufrido, o sufriremos a lo largo de nuestra carrera profesional.

Inteligencia Emocional: Técnicas psicológicas enfocadas en ayudarte en el desarrollo de las emociones, de Daniel Wallaces

Esta obra es para ti si necesitas desarrollar tu autoconfianza, romper con tu timidez o mejorar tu autoestima. Incluso si necesitas recuperar tu motivación.

 

Para dominar la gestión del tiempo

Uno de los problemas más comunes en el día a día de un líder, es que falla la gestión del tiempo de trabajo. Dentro de nuestro listado de libros sobre habilidades directivas no podía faltar un apartado para ello:

Gestionar el tiempo ¡Es fácil!, de Marc Mancini

Este autor nos propone un total de 24 estrategias para mejorar la eficacia de nuestro tiempo de trabajo. Aprenderás a evitar distracciones y a asignar el método de trabajo adecuado para cada tarea, de forma que conseguirás una optimización de tu tiempo.

Gestión del tiempo para profesionales: Tu guía de organización del tiempo y gestión del estrés, de Sonia Lajusticia

A veces tenemos la sensación de no llegar a todo, y eso nos acaba generando estrés. Sonia nos propone una serie de actividades para mejorar nuestro tiempo de trabajo. Pero no se queda ahí, también nos incluye herramientas de coaching.

 

Si crees que necesitas más formación que la que te pueden dar estos libros sobre habilidades directivas, recuerda que tenemos para ti un Programa en desarrollo directivo,pensado para proporcionarte los conocimientos y herramientas que necesitas en tu carrera profesional. Ponte en contacto con nosotros para obtener más información sobre nuestros cursos, sin ningún compromiso.

softwares de control de gestion

La importancia de los softwares de control de gestión

Hoy en día, cualquier empresa, e incluso trabajador autónomo, utiliza la tecnología a su favor. Por eso, ya existen multitud de programas que ayudan con las tareas del día a día. Entre ellos, por ejemplo, encontramos programas de facturación, contabilidad, y los más utilizados hoy en día: Softwares de control de gestión administrativa.

¿Qué son los softwares de control de gestión?

También conocidos por sus siglas en inglés, ERP (Enterprise Resource Planning), son programas que integran en una única herramienta distintas funciones fundamentales dentro de la cadena empresarial. Cada una de ellas se encarga de ejecutar cierto tipo de operaciones: Administración, distribución, contabilidad, o recursos humanos. La mayor ventaja que presentan es que permiten una visión global del proyecto o de la empresa y su situación en tiempo real. Además, permiten la automatización de ciertos procesos. Estos son algunos de los softwares de control de gestión administrativa más conocidos:

  • SAP: Su configurador permite elegir qué áreas prefieres gestionar. Incluye finanzas, logística, CRM (gestión integral de tus clientes), o recursos humanos.
  • Oracle: Igual que el anterior, ofrece soluciones de finanzas, control de ventas, distribución o compras.
  • Otros: Sage, Infor e incluso Microsoft nos ofrecen también soluciones de gestión similares.

La importancia de utilizar softwares de gestión en una empresa

Este tipo de herramientas ofrecen varias ventajas que hacen que hoy en día sea casi imprescindible contar con una de ellas en nuestra gestión administrativa diaria. Son las siguientes:

  1. Evitaremos duplicidades

Es relativamente fácil, en una empresa que no cuenta con un ERP, ver cómo la falta de comunicación entre departamentos da lugar a datos, informes o clientes duplicados. Con uno de estos softwares de gestión disminuirán de forma drástica.

  1. Mejora la comunicación interdepartamental

Como bien hemos explicado en el punto anterior, cada departamento dentro de la empresa ya no funciona de forma estanca, sino que todos pueden ver qué están haciendo los demás, favoreciendo la comunicación interna.

  1. Control de procesos

Este apartado incluye el control de un producto desde que comenzamos a trabajar la materia prima, lo fabricamos, sale hacia el punto de venta, se distribuye y llega al cliente. Podemos seguir la trazabilidad completa y mejorar el control de nuestro producto o servicio.

  1. Gestión de clientes

Si tu ERP incluye un CRM, o  Customer Relationship Management, este se encargará de tus relaciones con tus clientes. En una única base de datos se recogerán tus interacciones con ellos, incluidas las acciones de marketing y comerciales, así como atención al cliente. Tendrás todos sus datos en una única BBDD ordenada.

  1. Facilita la toma de decisiones

Al tener disponible en una única herramienta una visión global del proyecto completo, facilita la toma de decisiones, ya que manejamos todas las variables.

  1. Gestión de recursos humanos

Gracias a los softwares de gestión también puedes medir la eficiencia de los equipos de trabajo, así como su evolución real. De esta forma, se puede hacer una correcta gestión del personal, incluido un programa de incentivos adecuado y justo.

  1. Automatización de procesos

Son varios los procesos que pueden ser automatizados gracias a los ERPs. Desde envío de mails comerciales, hasta generación de albaranes o facturas, etc. Esto permite ahorro de tiempo al administrativo, que puede dedicar para otras tareas más valiosas.

  1. Seguridad

Los softwares de control de gestión no solo disponen de distintos niveles de acceso, si no que permiten ejecutar copias de seguridad, con una periodicidad que tú mismo puedes establecer de antemano, olvidándote del problema de perder los datos si falla el sistema.

  1. Adaptación a tu empresa

Tú decides qué tipo de ERP necesitas. Puedes tener un módulo sólo para finanzas, o para gestión de clientes, e incluso mejorarlo a largo plazo. Se adaptan completamente a tus necesidades.

  1. Disminución de costes y mejora del ROI.

Gracias a todos los puntos anteriores, utilizando softwares de control de gestión conseguiremos mejorar nuestro rendimiento, una mejor gestión del tiempo y de los procesos, y todo eso nos llevará a disminuir el coste total de nuestro producto o servicio. Además, a largo plazo, conseguiremos que el retorno de la inversión (o ROI) aumente, puesto que incluso nuestras campañas de marketing y comerciales serán más efectivas.

Si quieres convertirte en un auténtico experto en control de gestión, en Euncet te esperamos con los brazos abiertos, para que conozcas nuestros másters, posgrados y MBA, entre los cuales encontrarás uno específico en control de gestión.